Enviar

Deporte verde

Los atletas premium mostrarán sus habilidades en un espacio ecológico en los próximos Juegos Olímpicos de Londres

El esfuerzo físico y las ganas de competir para alcanzar una presea para su país se unirán a un gran compromiso con el medio ambiente.
Las próximas Olimpiadas, que se efectuarán a partir del 27 de julio en Londres, se quieren posicionar como un espacio que coloque en el primer podio la cultura ambiental.
Por ejemplo, el Departamento de Proyecto Ambiental Londres 2012, dirigido por David Stubbs, lanzó una iniciativa a la que llamaron “Programa de Turismo Activo”, que tiene como fin lograr que los turistas caminen y realicen paseos en bicicleta todos los días de la competencia.
A esto se suma un dato importante, la idea es ofrecer más de 14 millones de comidas de origen sostenible en los restaurantes de la capital.
Los organizadores aseguran que la comida será suministrada por una única compañía con base en criterios estrictos y será envasada con códigos de colores para que las personas las depositen en los basureros correspondientes para su posible reciclaje.
“Hemos levantado un gran número de instalaciones temporales cuyos componentes podrán ser reutilizados, y los materiales fueron elaborados a partir del reciclaje”, aseguró Stubbs en el sitio web oficial de los Juegos.
Para que la nueva villa olímpica fuera sostenible, se debió llevar a cabo un gran reto desde su construcción, pues el 90% de los materiales debía ser reciclado.
Estos se trasladaron en trenes equivalentes a 75 camiones, lo cual representó una emisión de CO2 cinco veces menor hacia la atmósfera.
La capital británica construyó el Estadio Olímpico con tuberías de gas reaprovechadas y el velódromo cuenta con ventilación natural con el fin de que el 20% de ese tipo de energía proceda de fuentes renovables.
A la construcción del inmueble se suman 30 mil secciones de madera que es de bajas emisiones de carbono y la mitad del techo fue elaborado con materiales reciclados.
“Una de nuestras más grandes motivaciones ha sido regenerar parte del barrio del East End de Londres, que hasta ahora estaba totalmente desaprovechado y era virtualmente un vertedero, con niveles indescriptibles de contaminación”, aseguró Stubbs en la página oficial.
Con estas “Olimpiadas Verdes”, el barrio británico muestra una nueva cara con 250 kilómetros de cableado eléctrico subterráneo y 3 mil viviendas en zonas verdes con plantas depuradoras.
Por otro lado, la nueva Villa Olímpica almacenará toda el agua de lluvia que luego será depositada en tanques para ser utilizada en los servicios sanitarios.
Políticos de Londres solicitaron que una vez que se terminen los juegos se realice una investigación sobre el impacto ambiental. “Queremos investigar cómo estos compromisos se cumplirán una vez que la emoción de los Juegos haya terminado”, aseveró Murad Qureshi, miembro de la Asamblea de Londres y presidente de la Comisión de Medio Ambiente, en el sitio web.
Las últimas Olimpiadas en Pekín también se desarrollaron de la mano de compromisos ambientales, así como los Juegos Panamericanos Guadalajara 2011.

Luis Diego Coronado
[email protected]

Ver comentarios