Logo La República

Sábado, 17 de noviembre de 2018



NACIONALES


Código Oficina: Jóvenes evitan empleos en Samsung soñando otro Facebook

Bloomberg | Martes 07 agosto, 2012




Jóvenes evitan empleos en Samsung soñando otro Facebook

Crear su propia empresa y emular a Mark Zuckerberg es el sueño de estudiantes surcoreanos

Hasta no hace mucho tiempo, los estudiantes surcoreanos soñaban con empleos para toda la vida en Samsung Electronics Co. Ahora, muchos evitan a este monstruo, decididos a tratar de emular a gente como Mark Zuckerberg de Facebook Inc.
Sim Cheol Hwan, de 27 años, es un exponente típico de esta tendencia. Quiere dejar por un tiempo la universidad en Seúl para crear una empresa, en vez de hacer cola para obtener entrevistas de trabajo en la empresa de electrónica más grande de Asia que paga un promedio de 77,6 millones de won (US$68.300) al año. De manera que ha establecido su propio negocio creando aplicaciones para teléfonos de Samsung y Apple Inc.
“No quiero conseguir un empleo en una de las diez mejores empresas coreanas”, dijo el estudiante de ingeniería de la universidad.
Hanyang, que pasó dos años en las fuerzas armadas. “El éxito de Zuckerberg demuestra que se puede ganar mucho dinero” en las empresas emergentes.
Miles de aspirantes a empresarios como Sim impulsaron un aumento del 83% en el número de empresas emergentes de tecnología en los cuatro años anteriores a 2011 en Corea del Sur, donde los grupos Samsung y Hyundai son líderes globales en productos como teléfonos, televisores y barcos. Se supone que las descargas en móviles crecerán diez veces hasta US$58 mil millones entre 2010 y 2014, contribuyendo a atraer graduados que abandonan la tradición de varias décadas de trabajar en las corporaciones que ayudaron a sacar al país de la pobreza después de la Guerra de Corea.
“Hay riesgos de fracaso, pero también tiene mérito poder desarrollar personalmente una empresa propia”, dijo Lee Kap Soo, investigador del Instituto Samsung de Investigación Económica. “Es difícil tener un gran éxito como Facebook, pero una empresa propia se crea con la esperanza de sacarse una lotería como esa”.

Bloomberg