Enviar

Estrés aumenta en trabajadores nacionales

El trabajo, las finanzas personales y los clientes son los principales generadores de estrés

El estilo de vida agitado así como la carga laboral, han hecho que muchos costarricenses consideren que sus niveles de estrés han aumentado en el último año.
Esto según se demuestra en una encuesta realizada recientemente por la empresa Regus, en la que participaron 16 mil profesionales de todo el mundo.
En el caso de Costa Rica, el estudio concluye que el 35% de los encuestados nacionales así lo determinó, mientras que el 44% de ellos indicó que sus niveles de estrés no han cambiado.
En el informe se argumentan como posibles causas la constante inestabilidad de la economía global, así como la misma naturaleza profesional, las finanzas personales y los clientes.
“Los trabajadores estresados no están felices ni tampoco sanos, por lo que las empresas que quieran ayudar a su personal a tener vidas más gratificantes no pueden dejar de analizar los niveles de estrés dentro de su organización. Sin embargo, la fuerte presión del estrés no recae únicamente sobre los trabajadores, sino también sobre los negocios, ya que estos últimos observan que su personal no se desempeña de la manera necesaria, se ausenta más por enfermedades y es menos eficiente”, dijo Michael Turner, vicepresidente de Regus para América Latina.
Entre las soluciones que se plantean en el estudio está el trabajo flexible, a criterio de seis de cada diez trabajadores. Esto porque se considera una opción que permite un mayor equilibrio entre el trabajo y la vida personal.
La Organización Internacional del Trabajo estimó que tan solo en Europa el estrés es el responsable de entre el 50% y el 60% del ausentismo en las empresas.
Por ello es fundamental, tanto para colaboradores como para sus jefes, contar con herramientas para controlarlo, para que sus niveles no lleguen al punto de representar riesgos para la salud, ya que el estrés se ha ligado a males como el riesgo psicosocial, dolor de cabeza, problemas cardiovasculares y problemas digestivos, entre otros.
Entre esas medidas destacan el esparcimiento y la calidad de alimentación, así como implementar dentro de las organizaciones programas de mejora de los niveles de estrés, que debe estar conectado con salud ocupacional y recursos humanos.

Melissa González
[email protected]

Ver comentarios