Enviar

Desconectarse ¿misión imposible?

Desligarse de sus labores en vacaciones parece no ser una prioridad para los trabajadores

Durante las vacaciones de medio periodo muchos trabajadores aprovechan para pasar más tiempo con su familia; sin embargo, tomar ese descanso podría darse a medias, según un reciente estudio.
Esto porque se estima que hay una gran cantidad de personas que a pesar de haber solicitado algunos días libres no creen poder desligarse completamente de sus obligaciones laborales.
En la investigación realizada por la empresa Regus, el 52% de los participantes costarricenses dijo que no se relajará adecuadamente, algo que pretende hacer solamente tres horas al día.
Según el informe se trata de profesionales persistentes que no logran desconectarse, así como de una minoría denominada “trabajólicos crónicos”.
“Un 30% trabajará más de tres horas cada día en vacaciones, desatendiendo a sus seres queridos para alimentar su adicción al trabajo”, indica el informe.
La tecnología es sin duda uno de los recursos que impiden ese desapego el trabajo, y precisamente llevar dispositivos como teléfonos inteligentes, tabletas y laptops a los paseos familiares es usual entre quienes participaron en la muestra.
Tan solo un 13% indicó que trabajará menos de lo normal, lo que a criterio de los especialista se traduce en “hacer malabares con todo, la tensión del trabajo además de lidiar con padres molestos y niños decepcionados”.
“Para cualquier persona resulta necesario tomarse un descanso de tanto bombardeo de información y exigencias laborales. En este sentido, el tiempo libre y las vacaciones son fundamentales para recuperar fuerzas y recargar las baterías para hacer frente a los requerimientos del trabajo”, comentó Shirley Garita, psicóloga y consultora.
La recomendación principal es que durante las vacaciones los trabajadores hagan un intento real por romper con la rutina, desconectarse y concebir ese periodo como espacio de descanso muy merecido.
Por su parte Michael Turner, vicepresidente de Regus para América Latina, estima que descansar del trabajo no solo es fundamental para fortalecer lazos y relajarse, sino que también hace la diferencia entre un colaborador saludable.
“Las empresas necesitan con urgencia buscar maneras de aumentar la eficacia y la productividad para evitar que el personal se lleve trabajo para la casa”, indicó.

Melissa González
[email protected]
Ver comentarios