Enviar
Martes 19 Agosto, 2008

Código de Autorregulación de Prácticas Bancarias

Hace varios días leí en algunos medios de comunicación que la Cámara de Bancos e Instituciones Financieras había elaborado un Código de Autorregulación de las Buenas Prácticas Bancarias para la protección de las transacciones electrónicas de pago.
Al principio, pensé que este Código era una especie de reglamento que tenían que seguir todas las instituciones bancarias de Costa Rica; sin embargo, consulté en mi banco y me informaron que los bancos e instituciones financieras decidieron ordenarse como grupo de oferentes y hacer las cosas en conjunto.
Esta iniciativa la encuentro verdaderamente muy positiva por parte de esta Cámara, porque hasta ahora los usuarios veíamos que cada institución hacía esfuerzos aislados unas de otras, con restricciones o con tarjetas o con formularios que completar, cosa que está muy bien; pero no partían de un punto en común que las orientara como parte de un todo, de un Sistema Financiero Nacional.
Me parece que lo más importante de este Código de Autorregulación propuesto por la Cámara de Bancos es que se establecen medidas que debemos seguir tanto los clientes de las instituciones como las mismas entidades que ofrecen los servicios en línea. La verdad es que nosotros necesitamos sentirnos seguros de que nuestro dinero está bien resguardado y los bancos nos necesitan como usuarios, por lo tanto, estamos en el mismo bando y juntos tenemos que hacer todo lo necesario por evitar que los delincuentes cibernéticos (que son los del otro bando) nos estafen sin problema.
Antes de que se dieran los fraudes bancarios por transacciones electrónicas, la verdad, es que los usuarios no habíamos recibido una sólida “educación”, sobre las medidas de seguridad que teníamos que seguir para evitar ser víctimas de los hackers. Por eso considero que si alguien tiene la responsabilidad de ubicarnos en las mejores conductas y medidas a seguir para evitar que nos lesionen nuestras finanzas, ese es el mismo Sistema Financiero Costarricense.
Este Código de Autorregulación nos invita a ser más responsables con el uso de la tecnología e insta a las entidades a asumir un mayor compromiso con los clientes; por lo tanto, considero que todas las instituciones bancarias y financieras de Costa Rica y los usuarios de los servicios electrónicos, debemos informarnos sobre esta importante propuesta de la Cámara de Bancos .

William Rojas Quesada