Logo La República

Miércoles, 21 de noviembre de 2018



NACIONALES


Solo las actividades que califican en la exportación estarían exentas

Cobro de IVA a encadenamientos nacionales desestimularía ventas a zonas francas

Presidente Alvarado había indicado que la reforma no tocaría este sistema

Fabio Parreaguirre [email protected] | Martes 28 agosto, 2018

Elías Soley, presidente AmCham
El establecimiento de una condición diferenciada entre exportación y compra local es indudablemente un desestímulo a los encadenamientos productivos, dijo Elías Soley, presidente de AmCham. Gerson Vargas/La República


Cobrar el impuesto sobre el valor agregado a los encadenamientos nacionales que brinden productos o servicios en zonas francas afectaría el ecosistema productivo que esto genera hoy.

En el texto que transforma el impuesto general de ventas en uno sobre el valor agregado están incluyendo este cobro, por esto la Cámara Costarricense Norteamericana de Comercio (AmCham) y la Asociación de Zonas Francas, han manifestado su rotunda oposición a dicha modificación incorporada por el gobierno dentro del texto de la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas.

Con la reforma propuesta por el gobierno, se dispone que solamente las compras de bienes y prestación de servicios para la exportación califican para que se les aplique la exención del IVA.

Si se aprueba así, todos los encadenamientos deberán pagar el 13% por los productos o servicios que entregan a las empresas de zonas francas.

Lea más: AmCham solicita al Gobierno más control en el gasto público

La iniciativa del Ministerio de Hacienda no es congruente con el deseo del presidente Carlos Alvarado, quien reiteradamente ha manifestado que esta reforma no afectará las zonas francas

Incluso ya varias cámaras han llamado la atención en el sentido que esta disposición puede ser violatoria al Acuerdo Multilateral sobre Subvenciones y Medidas Compensatorias de la Organización Mundial del Comercio, al asociar el incentivo a un criterio de exportación.

“El establecimiento de una condición diferenciada entre exportación y compra local es indudablemente un desestímulo a los encadenamientos productivos. Creemos que es importante que exista claridad respecto a la exención de todo tipo de compras de bienes y servicios de compras, independientemente, del destino del producto”, dijo Elías Soley, presidente de AmCham.

El llamado de atención es sobre el menoscabo que puede significar esto en la competitividad del país, ya que se estarían cambiando las reglas del juego y atentando contra la seguridad jurídica con que ya operan estas empresas.

Lea más: “Los encadenamientos de zonas francas deben pagar IVA cuanto antes”

Por otro lado, hay quienes piensan que por la situación fiscal que vive el país estas empresas sí deben pagar el IVA.

“Es una situación difícil, pero desde mi punto de vista los encadenamientos de empresas de zonas francas deben pagar IVA cuanto antes debido a la situación del país”, dijo Carlos Camacho, socio director de Grupo Camacho Internacional.

Estas empresas no pueden considerar sus gastos como deducibles de su cadena de valor en la declaración fiscal por ya estar vendiendo a empresas exentos, dijo el experto.

Economía de las zonas francas

Aun cuando las empresas de zonas francas no pagan impuestos a las utilidades o están exoneradas de impuesto sobre sus ventas, estas entregan otros aportes a la economía nacional

  • Encadenamientos productivos con empresas multinacionales y conexión a otros mercados
  • Últimos cinco años generaron más de 93 mil empleos directos
  • Por cada $1 de incentivo fiscal, las empresas de este régimen entregan $3,7 al país en otros aportes como seguro social, pensiones e inversión, entre otros.
  • Un 38% de las compras de empresas en zonas francas es a empresas locales.

NOTAS RELACIONADAS