Clínica Bíblica mira al Oeste
Enviar
Se encuentra en busca de nueva sucursal en ese sector
Clínica Bíblica mira al Oeste
Opción sería comprar Hospital Cima San José
El Hospital Clínica Bíblica crecerá más en el área metropolitana y se establece como uno de los principales centros médicos privados del país.
Entre los planes de expansión de la empresa está la apertura de una nueva sucursal en el sector oeste capitalino.

El sitio exacto en que estará ubicado será definido a finalizar el año, pues analiza varias posibilidades.
Una opción es adquirir la operación del Hospital Cima San José, que ascendería a $70 millones, debido a los problemas financieros que enfrenta DTF Corp, principal accionista del Cima.
Por ahora, las conversaciones han sido informales, pero las decisiones se toman en Texas, Estados Unidos, de donde es DTF Corp.
Además, la firma estadounidense está en un proceso de intervención judicial, desde noviembre pasado, para evitar la quiebra.
LA REPUBLICA consultó al Hospital Cima sobre la posible venta, pero no hubo respuesta al cierre de edición.
“Un grupo de inversionistas nos buscó para proponernos la posibilidad de comprar el Cima, pero también tenemos otras opciones para abrir en el Oeste”, dijo Bernal Aragón, gerente general de Clínica Bíblica. Si esta alternativa no fructifica, la salida será construir la nueva sucursal.
La compañía ha visto varios terrenos aledaños a la autopista Próspero Fernández, entre el peaje de Escazú y el de Ciudad Colón.
La empresa médica cuenta con todos los estudios de diagnóstico de potencial médico en esta zona.
Los análisis de mercado y de clientela realizados muestran que la operación en este sector capitalino sería buena.
“Tenemos varias alternativas concretas de grupos de inversionistas serios que entrarían en alianza con nosotros en este nuevo proyecto”, dijo Aragón.
El costo de esta inversión aún no está definido. Donde sí hay avances es en la construcción de una torre de parques y la compra de nuevos equipos médicos que asciende a casi $20 millones.
El centro médico espera finalizar, durante este primer trimestre, el edificio de siete pisos con capacidad para mil vehículos y un helipuerto en el centro de San José.
Además, en equipamiento médico comprará un acelerador lineal para tratamientos de cáncer así como un equipo para medicina nuclear.
Al finalizar el año, la compañía adquiriría una nueva máquina para el diagnóstico de cáncer.
“Somos el principal centro médico privado del Valle Central. Nadie tiene el equipamiento nuestro, las instalaciones ni la capacidad de pacientes, con que atendemos”, afirmó Aragón.
La empresa mantiene detenido el proyecto de otra sucursal en Guanacaste, debido a que es parte de un complejo más amplio que tampoco avanza como consecuencia de la crisis inmobiliaria en esa región.

Oscar Rodríguez
[email protected]


Ver comentarios