Citigroup lidera caída de bonos híbridos
Enviar
Citigroup lidera caída de bonos híbridos


Nueva York- Las apuestas de los inversores en bonos sobre nacionalizaciones bancarias están dificultando la ya reducida actividad crediticia de las mayores instituciones financieras del mundo.
El mercado de valores con características tanto de deuda como de renta variable, mercado que Citigroup Inc., Bank of America Corp. y otras entidades financieras utilizaban para reforzar su capital, está en caída libre por la preocupación de que los Gobiernos impedirán que los bancos que tomaron dinero público paguen intereses. Los valores híbridos, que normalmente cuentan como capital normativo, o encaje, para protegerse de las pérdidas, cayeron un 11% el mes pasado en Estados Unidos, más de lo que lo hicieron en todo 2008, según datos de Merrill Lynch & Co. Los bonos de Citigroup y Bank of America han perdido hasta un 34% de su valor.

“El peligro es que el Gobierno tome el control de todo y no pague nada”, dijo Gregory Habeeb, que gestiona $7.500 millones en renta fija en Calvert Asset Management Co. en Maryland. “Podría pasar”.
Los $700 mil millones del programa TARP de ayuda a entidades financieras estadounidenses con activos problemáticos, los $499 mil millones) del Reino Unido para avales sobre deuda y compra de activos y los planes de rescate del sector en todo el mundo están lastrando los títulos de capital de los bancos, dificultándoles a estos reactivar el crédito. Los inversores están vendiendo sus participaciones de activos híbridos, incluso bonos incluidos en la categoría Tier 1, la deuda de más baja calificación crediticia.
Solo $694 millones de obligaciones preferentes se vendieron en Estados Unidos desde septiembre, cuando el Gobierno cerró el mercado al intervenir las financieras hipotecarias Fannie Mae y Freddie Mac. Esto contrasta con unos $44 mil millones en los primeros tres trimestres del año pasado, según datos compilados por Bloomberg.
Compañías de seguros, fondos de cobertura y otros inversores compraron más de $73 mil millones en híbridos en 2008, aprovechando las generosas rentabilidades de emisores que eran considerados demasiado grandes para que se los dejara quebrar, según datos de Bloomberg y Société Générale SA. Los bonos se ofrecieron a rentabilidades de hasta dos puntos porcentuales más que la deuda prioritaria sin aval.
Hace menos de un año, analistas de Merrill Lynch y Lehman Brothers Holdings Inc. pronosticaron que los bancos y otras instituciones financieras venderían más de $125 mil millones de deuda para reabastecerse de capital tras provisiones y pérdidas que ahora superan $1 billón, según datos de Bloomberg.
“Si aún tienen dificultades para acceder a este mercado, eso no es una buena señal para los mercados de crédito en general”, dijo John Lonski, economista jefe de Moody’s Capital Markets Group en Nueva York. “Es difícil concebir que los mercados de capital vuelvan a la normalidad sin la capacidad de los bancos para hacer emisiones”.
Los bonos híbridos, cuyos intereses en algunos casos pueden diferirse sin penalización a discreción del prestatario, se han desplomado en todo el mundo desde que Estados Unidos se hizo con el control de Fannie y Freddie, las mayores financieras de hipotecas.

Ver comentarios