Logo La República

Viernes, 16 de noviembre de 2018



NACIONALES


Sin solución fiscal, solo un plan de gastos con poco crecimiento daría buenas señales

Cierre de 2018 será decisivo en lo económico, social y estructural para el Gobierno

Percepción de los mercados no es positiva, menos luego de los huecos en el presupuesto

Fabio Parreaguirre [email protected] | Miércoles 15 agosto, 2018

Kevin Casas, Miriam Manrique, José Luis Arce
Kevin Casas, socio director de Analítica, Miriam Manrique, gerente país de Moody's Analytics, y José Luis Arce, economista de la firma Cefsa, fueron los participantes del foro. Esteban Monge/La República


Las condiciones en los primeros 100 días del gobierno no han sido las mejores, pero las decisiones en los próximos meses serán determinantes para lo que suceda en el entorno económico, social y estructural para este gobierno.

En lo económico, podría estar lo más complicado, ya que los ingresos tributarios han bajado considerablemente por la desaceleración económica, esto hace que Hacienda deba fondearse más mediante la colocación de bonos, lo que empujará las tasas de interés al alza, salvo algún plan que presente en los próximos días.

El primer paso será la presentación del presupuesto nacional el 1° de setiembre, muchos están a la espera de ver en cuánto crecerá, para los expertos este deberá incrementar solo respecto al pago de deuda e intereses, no pensando en salarios ni nuevos programas, la contención del gasto es vital.

Si el presupuesto no lleva una contención en el gasto, el trámite de la reforma fiscal se entrabará más en la Asamblea Legislativa, con lo cual traería un segundo problema, que es una posible rebaja de la calificación de riesgo del país.

Si esto sucede, el inconveniente vendría con los tenedores actuales de los bonos internacionales del país, ya que muchos de ellos deberán vender dichos títulos porque los comités de riesgo no les permiten inversiones en bonos con tan riesgosa calificación (actualmente somos BB en Fitch y Ba2 en Moody’s).

Esto también haría que los tenedores de esos títulos pierdan valor, ya que el precio de los bonos caería.

El otro problema grande que enfrenta actualmente el país es la crisis en Nicaragua, a julio, unas 8.700 solicitudes de refugiados se recibieron en Migración; esto sin contar los miles de nicaragüenses que han entrado de forma ilegal al país.

Con el problema fiscal que enfrenta el país, tener que recibir a más nicaragüenses sin los recursos o programas para afrontarlo podría significar una dificultad grande en lo social, en salud y en el respeto de los derechos humanos.

Del lado estructural, el país sigue muy fragmentado, por un lado hay una división entre los que quieren el reconocimiento del aborto, así como del matrimonio igualitario, algo que también entraba las decisiones legislativas.

En el Congreso, el oficialismo solo cuenta con diez diputados, y sin un cambio en el reglamento de la Asamblea, solo se necesita un legislador para frenar cualquier proyecto.

Estas fueron varias de las discusiones que se tuvieron en un conversatorio con varios expertos en La República ayer.

Entre los expositores estuvieron Miriam Manrique, gerente país de Moody’s Analytics; José Luis Arce, economista de la firma Cefsa, y Kevin Casas, exvicepresidente de la República y socio director de Analítica Consultores.


Déficit, el gran problema


Sin un ajuste fiscal donde los gastos sean menores principalmente, el país no podrá tener dinero para ejecutar en programas sociales, infraestructura y otros que generan más valor (cifras expresadas en miles de millones de colones).

Fuente: Elaboración propia con datos de Hacienda

Deficit Costa Rica



Escenarios en lo económico


Esto es parte del escenario que enfrentará el gobierno en lo económico al cierre del año, según la revisión del plan monetario realizada hace un mes y otras proyecciones (cifra de tasas de interés referida a Tasa Básica Pasiva, déficit como porcentaje del PIB).

Variable Perspectiva
Inflación Cerca del 3%
Tipo de cambio ¢585 por dólar
Tasas de interés 6,10%
Déficit 7,2%


Así lo ven


El gobierno tiene muchos retos que debe superar en este cierre de 2018, según los expertos que compartieron en el conversatorio ayer en La República.

Miriam Manrique

Directora país
Moody’s Analytics

Los primeros 100 días del presidente Alvarado han enviado señales muy positivas en cuanto a la formación de un equipo de trabajo capaz, con la participación de varios partidos, y una visión muy clara de lo que quiere para el país; a mi parecer, el Presidente y su equipo tienen toda la capacidad se resolver el principal problema del país para retomar la senda de crecimiento.
Sin embargo, la verdadera diferencia con gobiernos anteriores radicará en las decisiones que se tomen en torno a la disminución del gasto corriente para cerrar el déficit primario, ya que esto es la clave para cumplir nuestra visión.
No creo que la reforma fiscal que está en el Congreso resuelva el problema y por el contrario, podría agravarlo, al posponer la solución real. Por lo tanto, todos tenemos la esperanza de que este sea el gobierno que ponga por encima al país y la mayoría, y tome las medidas difíciles para resolver el problema del gasto corriente y el déficit fiscal a largo plazo.

José Luis Arce

Economista
Cefsa

Los primeros tres meses de la administración han estado dominados en lo económico por el tema fiscal, algo evidente, ya que estaba pendiente de años previos sino porque los espacios para seguir administrando la coyuntura de las finanzas públicas se han complicado enormemente, lo que le da mayor urgencia.
Desde lo macroeconómico, ya se hacen evidentes los efectos del desequilibrio en las finanzas públicas, no tanto en estabilidad, sino más en presión sobre el sistema financiero respecto al financiamiento de empresas y familias.
El momento de la discusión fiscal está empezando y es claro que cualquier anuncio positivo en favor de este accionar ayudará a dar buenos mensajes tanto a la economía como a las calificadoras de riesgo.

Kevin Casas

Socio director
Analítica Consultores

Cien días bastan para dar una idea general sobre el estilo de gobierno y sus prioridades, a mí me parece que en este caso lo primero que se debe tener claro, es que es un Gobierno que entró en condiciones complicadas en un mandato más bien débil. Tiene un mandato débil y una gran fragilidad legislativa, su partido tiene solo diez diputados.
Aun así logró conjuntar un gabinete bastante bueno, que tiene un problema que es que la manera que el presidente Alvarado decidió enfrentar sus problemas fue traerlo de otros partidos.
La prioridad ha sido la situación fiscal, que es entendible, lo que plantea la pregunta de qué va a venir después.
El balance es que lo que se ha hecho es evitar el derrumbe durante estos 100 días, la agenda política es llegar a fin de mes para ver cómo pagar las cuentas, cosa que es muy triste.