Ciencia ayuda a más parejas a tener hijos
Es un proceso indoloro y ambulatorio por medio del cual las parejas logran posibilidades de tener una familia, explicó Gerardo Montiel, médico de servicio ginecología, Hospital de la Mujer. Marco Monge/LA REPÚBLICA
Enviar

Inseminaciones artificiales crecieron un 200% el último año

Ciencia ayuda a más parejas a tener hijos

Discusiones sobre infertilidad en años recientes motivó a las personas a buscar alternativas

La controversia que generó la fecundación in vitro en la Asamblea Legislativa podría ser la razón por la cual muchas parejas que habían perdido la fe en tener un hijo busquen opciones en el sistema del Seguro Social.
El aumento ha sido evidente especialmente a partir del 2012.


Solo durante el último año se ha producido un crecimiento en la cantidad de casos que en general ronda el 200%.
Solo el Hospital México recibió 1.457 citas para consultar por problemas de infertilidad en el último año.
De ellas, este centro médico realizó al menos 118 procedimientos.
Del mismo modo, en el Hospital de la Mujer se reportaron 175 casos de inseminación artificial en 2012.
Por el momento el incremento en la demanda no ha generado listas de espera en los centros de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) que ofrecen el tratamiento.
“Aumentó en los últimos años, más personas buscan alternativas para tener hijos y la Caja está ofreciendo esta posibilidad, a través del sistema social”, indicó al respecto Jerchell Barrantes, médico ginecólogo.
En promedio las pacientes que requieren este tipo de tratamiento tienen entre 30 y 35 años, una de las causas es la baja en la reserva ovárica; es decir, disminuye su capacidad de producir óvulos.
La inseminación es un procedimiento ambulatorio donde se extraen los espermatozoides y se acondicionan en un laboratorio para que estén libres de impurezas antes de ser utilizados en el proceso.
El siguiente paso es generar la ovulación por medio de medicamentos y hormonas, cuando es la fecha indicada para que el óvulo salga del ovario, los médicos introducen los espermatozoides de la pareja.
Este tratamiento se puede realizar como máximo cuatro ocasiones y las parejas deben esperar al menos dos semanas para conocer el resultado.
“Es más común en mujeres después de los 32 años pues han atrasado la decisión de ser madres por la realización personal y profesional, el problema es que cuando quieren hijos a veces es tarde”, explicó, Gerardo Montiel, médico de servicio ginecología, Hospital de la Mujer.
A diferencia de la fertilización in vitro, en la inseminación el óvulo y el esperma no son manipulados en un laboratorio, ya que la fecundación ocurre dentro del cuerpo de la mujer en condiciones normales y no inducidas.
Por ello es que es menos controversial.
Uno de los casos donde se utiliza más esta técnica es cuando el esperma no tiene suficiente fuerza para llegar al óvulo, por lo que se imposibilita la fecundación en condiciones normales.
La tasa de éxito del procedimiento en el Hospital de la Mujer es entre el 15% y 25%, solo la cuarta parte de los pacientes que se someten logra un embarazo.
Estos centros médicos reciben pacientes de todo el país, mujeres referidas de Guanacaste, Upala, los Chiles, Puntarenas, entre otras zonas.
A nivel privado la inseminación artificial tiene un costo en promedio de $5 mil.
Actualmente solo el Hospital México y el de la Mujer realizan este tipo de tratamiento en el Seguro Social.
Esta terapia de fecundación asistida es la única permitida por la ley actualmente en el país.

201305072247370.n22.jpg

Angie Calvo
[email protected]


Ver comentarios