Cibercafés en aprietos por nuevas regulaciones
Enviar
Requisitos aprobados por Superintendencia de Telecomunicaciones aumentarían costos de cafés Internet para operar
Cibercafés en aprietos por nuevas regulaciones

• Microempresarios presentarían hoy un recurso de amparo contra normativa

Yessenia Garita
[email protected]

Un nuevo reglamento puso en aprietos a los pequeños empresarios que se dedican a brindar el servicio de telecomunicaciones mediante los cafés Internet.
Este reglamento establece que los nuevos requerimientos de operación de un cibercafé son iguales a los establecidos para los operadores y firmas del sector de telecomunicaciones (televisión por cable, seguridad y rastreo de vehículos, localización de personas y radiocomunicación).
No obstante, esto implicaría que deban cumplir con una serie de parámetros considerados por los administradores de los cibercafés como elevados y costosos.

Entre los requisitos solicitados por la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) están los contratos con operadores, capacidades técnicas de los equipos, modelo de negocios, estudio de factibilidad financiera, zonas en las que se pretende prestar los servicios y otras descripciones.
Solo el estudio de factibilidad financiera auditado puede rondar los $2 mil, de acuerdo con Andrés Oviedo, administrador que presentó la documentación para inscribir un cibercafé en San Carlos.
“Es muy difícil pagarle a una empresa por un estudio de factibilidad financiera. Todos los requisitos que pide la Sutel disparan la inversión que en un principio tenía estimado para iniciar el proyecto”, manifestó Oviedo.
“La regulación es desproporcionada y desestimula la creación y el funcionamiento de los cibercafés. Es materialmente imposible que los microempresarios cumplan con tantos requerimientos para el funcionamiento de estos lugares”, dijo Juan Manuel Campos, abogado del bufete Ciber Regulación, especializado en telecomunicaciones.
A modo de ejemplo, el dueño de un café Internet tendrá que invertir solo en la publicación de edictos, tanto en La Gaceta como en un diario de circulación nacional, hasta ¢600 mil.
“Los cibercafés tendrán que presentar las solicitudes para su funcionamiento ante la Sutel, de lo contrario estarían funcionando ilegalmente, pero los costos serán demasiado elevados”, indicó Campos.
“No es posible que vayan a poner tantas trabas para el funcionamiento de nuestros negocios”, dijo Alvaro Ramírez, administrador de un cibercafé en Moravia.
“La falta de bibliotecas en el país no se nota, gracias a los cafés Internet, una buena herramienta para que los estudiantes se apoyen en el sistema educativo y con regulaciones que encarezcan los costos los cibercafés desaparecerán”, puntualizó Roberto Arias, propietario del café Internet Tecnolab.
A criterio de los abogados de Ciber Regulación, se debe establecer una regulación diferenciada entre los servicios de telecomunicaciones.
Hasta ahora, los cibercafés habían sido considerados como pequeñas empresas (pymes).
Desde los años 90, cuando empezaron a funcionar solo debían cumplir con los permisos municipales, de Salud y Tributación.
Por lo general, en los cibercafés la mayor inversión había sido la compra de las computadoras.
Ciber Regulación presentará hoy un recurso de amparo ante la Sala Constitucional, con el fin de que revoque el artículo 38 del Reglamento a la Ley General de Telecomunicaciones que es el que establece los requisitos.
Sobre el tema se procuró la versión de las autoridades de la Sutel, pero no fue posible obtenerla.

Ver comentarios