Alberto Cañas

Enviar
Miércoles 18 Septiembre, 2013

Chisporroteos

En mi artículo del sábado pasado cometí un error garrafal que no se cómo me lo va a perdonar Dios cuando yo me muera. No es cierto que el viaje de la Selección Nacional de Futbol a Brasil vaya a costarle dinero al Estado costarricense.

Es decir, que no tengo yo razón al afirmar que ese dinero sería mejor destinarlo a construir las casas que fueron destruidas con el terremoto del 2006.

Ofrezco excusas a las autoridades deportivas, a las autoridades del gobierno, y como aunque no lo parezca soy aficionado al futbol mis mejores deseos a la selección que va a Brasil para que regrese a Costa Rica después de haberse lucido y de haber satisfecho los deseos de todos los costarricenses.

El campeonato mundial en Brasil es, como su nombre lo indica, un acontecimiento mundial y el hecho de que Costa Rica pueda participar en él tiene que ser un motivo de satisfacción para todos los costarricenses, encabezados por el autor de estas líneas.

¡Que les vaya bien, y que regresen habiendo hecho el papel decoroso que todos los costarricenses, les deseamos.

Alberto F. Cañas