Alberto Cañas

Enviar
Sábado 20 Octubre, 2012


CHISPORROTEOS


Hoy se va a celebrar una Asamblea General del Partido Acción Ciudadana. En ella, se me informa, se va a plantear una moción para que la convención en que el partido va a escoger su candidato para la elección del 2014, sea lo que llaman una convención abierta.
Eso de la convención abierta es un invento costarricense muy extraño que consiste en que un partido político invita a sus adversarios, los miembros de los otros partidos, a que participen en la escogencia de sus candidatos.
Esos señores y esas señoras ayudan a escoger el candidato pero naturalmente, no van a votar luego por él sino por el candidato de su propio partido, de manera que vienen a la convención a votar por el candidato más derrotable, o sea el más flojo, el más débil, el menos conocido o el más tonto. Porque ellos lo que desean es que su propio partido gane las elecciones. Y que el partido que no es el de ellos tenga un candidato mediocre o débil, lo cual es una buena carta de triunfo para el de ellos.
Que yo sepa, en ningún país del mundo (salvo en éste), existe un partido que invite a sus adversarios a que lo “ayuden” a tomar decisiones, ni un partido invitado que “ayude” procurándole un buen candidato al partido que no es de ellos, por el cual, como es lógico, no votarán el día de la elección nacional.
La flagrante mediocridad de los candidatos triunfadores y perdedores de los partidos que invitan a sus adversarios a que les escojan candidato, es evidente para cualquier ciudadano con tres dedos de frente. Las figuras de primera línea han desaparecido. Y si el PAC cae en la trampa, del PAC también desaparecerán los candidatos de primera línea, pues los liberacionistas, principalmente estos, se propondrán ayudarnos a escoger un candidato mediocre o peor que eso, por el que naturalmente no votarían el día de las elecciones. Ni retrasados mentales que fueran.

Alberto F. Cañas