Alberto Cañas

Enviar
Sábado 24 Diciembre, 2011


CHISPORROTEOS


Jamás creí que pudiéramos cerrar este año felicitando de corazón a la presidenta doña Laura, al canciller Castillo y al gobierno en general.
Sólo a la insensata Corte Centroamericana, de la que Costa Rica no es parte y que para remachar tiene su sede nada menos que en Managua, se le ocurre dar trámite a una acusación o demanda nicaragüense contra Costa Rica. Igual nos pudieron acusar ante un Juzgado Penal de Beluchistán.
Y si los miembros de esa corte, o empleados suyos, intentan venir aquí a inspeccionar la carretera que estamos construyendo en territorio nacional, que simplemente no se les dé visa, y si vienen sin ella (que todo puede esperarse del gobierno de Nicaragua), que no los dejen entrar, por su condición (como decían nuestros abuelos) de extranjeros perniciosos.
La carretera que Costa Rica está construyendo es algo que estamos necesitando y deseando hace décadas. Recuerdo que ya por los años 20 del siglo pasado, se hablaba no de una carretera sino de un ferrocarril del Río Frío. Porque la verdad es que siempre hemos necesitado vías de comunicación en nuestra zona norte y con ella. Y si nos siguen molestando, sigamos el sagaz consejo de Jorge Manuel Dengo y devolvamos otro de los ríos que corren hacia el norte, para hacer un nuevo y hermoso lago de atracción turística como el del Arenal. Al fin y al cabo esos ríos son nuestros y podemos hacer con ellos lo que nos dé la gana, como está demostrado.
Esa carretera desarrollará la zona, le llevará más habitantes, facilitará la fundación de nuevas comunidades, y hará de ella un ejemplo de desarrollo. Recordemos el efecto que tuvo la carretera interamericana sobre nuestra zona del Pacífico sur, entre San Isidro del General y la frontera con Panamá.

Congratulaciones, Feliz Navidad y Año Nuevo para doña Laura y el Canciller Castillo.
Alberto F. Cañas