Enviar
La presidenta electa acompaña a Arias a Cumbre de la Unidad de América Latina y el Caribe
Chinchilla se presenta ante mandatarios latinoamericanos en México
Reunión busca mayor peso específico de Latinoamérica en el mundo

Daniel Zueras y EFE
[email protected]

La presidenta electa de Costa Rica, Laura Chinchilla, llegó ayer a Playa del Carmen, en la Riviera Maya mexicana, donde se reúnen 26 de los 33 presidentes latinoamericanos y caribeños. Honduras no fue invitada a la reunión, por estar fuera de la Organización de Estados Americanos (OEA).
Se ha bautizado como Cumbre de la Unidad de América Latina y el Caribe al ser una reunión conjunta del Grupo de Río y la Cumbre de América Latina y el Caribe sobre Integración y Desarrollo.
Pero “es muy difícil aspirar a una mayor unidad entre la comunidad latinoamericana si se excluye a un país que recientemente eligió, en comicios limpios y transparentes, a un presidente como Porfirio Lobo”, declaró Oscar Arias a la agencia EFE, y subrayó que no se puede culpar a Lobo por el golpe de Estado que sacó a Manuel Zelaya del poder en junio del año pasado.
Chinchilla acompaña a Arias en la comitiva costarricense, siendo este su primer contacto con los mandatarios de América Latina desde que ganó las elecciones presidenciales el pasado 7 de febrero.
La representación costarricense llegó a México con el presidente de Panamá, Roberto Martinelli.
Chinchilla indicó que reiterará a los mandatarios de Centroamérica su deseo de avanzar de manera conjunta en lo referente a la seguridad y revisará los convenios vigentes en esta materia, y adelantó que conversará con Mauricio Funes, presidente salvadoreño, sobre el tema de las maras para “compartir experiencias útiles”.
Sebastián Piñera, presidente electo de Chile, también está presente en la cumbre. El otro mandatario latinoamericano electo, José Mújica, de Uruguay, no ha llegado hasta México.
Precisamente es muy probable una reunión bilateral con Piñera. Chinchilla tratará de mantener el máximo número de reuniones posible con los jefes de Estado de los distintos países.
El sábado comenzaron a llegar a la Riviera Maya diversos cancilleres. En esta cita previa a la de los mandatarios, que comienza hoy y termina mañana, los participantes buscan avanzar en la creación de una organización única que represente y aumente el peso específico en el mundo de América Latina y el Caribe, informó la agencia EFE.
La canciller mexicana, Patricia Espinosa, destacó que este “trascendental e histórico encuentro” coincide con la celebración este año del bicentenario de la independencia en muchos países americanos.
Espinosa reconoció que se trata de una región “diversa y plural” y que con respeto a esas características y trascendiendo “las diferencias de antaño” debe avanzar en una mayor integración “en beneficio de cada uno de los países y de la comunidad”.
La cumbre del Grupo de Río, denominada la “de la unidad”, empieza este lunes y concluirá mañana, días en que los mandatarios de la región aprovecharán para sostener varios encuentros bilaterales.
El Grupo de Río es un mecanismo permanente de concertación política integrado por Antigua, Argentina, Bahamas, Barbados, Belice, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Granada, Guatemala, Guayana, Haití, Honduras, Jamaica, México, Montserrat, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, San Cristóbal y Nieves, San Vicente, Santa Lucía, Surinam, Trinidad y Tobago, Uruguay y Venezuela.
Ver comentarios