Logo La República

Miércoles, 21 de noviembre de 2018



NACIONALES


Chinchilla espera una oposición amalgamada

Natasha Cambronero [email protected] | Miércoles 04 mayo, 2011



Tras perder el Congreso, mandataria pide a bloque de 31 diputados mantener una sola postura y agenda de trabajo
Chinchilla espera una oposición amalgamada
Gobernante no dará marcha atrás en el Plan Fiscal, pese a rotunda negativa de casi todas las fracciones legislativas

La presidenta Laura Chinchilla dice no sentir temor, pero sí incertidumbre sobre lo que pasará en el país con el Congreso en manos de la oposición.
La ausencia de una agenda de trabajo que muestre cuál será la ruta que tomará el bloque de 31 diputados opositores durante los próximos 12 meses tiene en vilo a la mandataria, quien no ocultó su preocupación por que la “Alianza por Costa Rica” no logre consensuar la lista de proyectos que impulsará en el seno del Congreso.
Tomando en cuenta que las fracciones que conforman el bloque —Acción Ciudadana, Movimiento Libertario, Unidad Social Cristiana, Accesibilidad Sin Exclusión (PASE) y el Frente Amplio— tienen ideologías diametralmente diferentes.
“A nosotros no nos preocupa que hayan ganado el directorio, pero sí nos preocupa cuáles son los motivos que se tomaron en cuenta para querer presidir el Congreso. Los felicitamos, pero reconocemos que tienen una responsabilidad muy grande sobre sus espaldas”, dijo Chinchilla.
La gobernante fue clara en que las puertas de su despacho están abiertas para dialogar, pues esta es la única forma de encontrar puntos de coincidencia.
Sin embargo, manifestó su deseo de que el bloque tenga una vocería y no que el Ejecutivo tenga que dialogar con cada una de las fracciones por separado, ya que en ese caso, la alianza a su juicio no tendría sentido.
“Muy poco cambiaría, sería muy complejo y no entenderíamos todo lo que ha pasado. Nosotros presumiríamos que sería don Juan Carlos (Mendoza, el nuevo presidente del Parlamento), en función de su investidura quien tome el papel de vocero del bloque”, añadió Chinchilla, a menos de 24 horas de la elección del directorio legislativo.
De momento, la Presidenta ayer giro la orden a Carlos Ricardo Benavides, ministro de la Presidencia para que invite a Mendoza a una reunión, con la finalidad de conocer cuál será la agenda legislativa y el canal de comunicación con la nueva alianza.
En este sentido, enfatizó que no caducará en sus intentos por aprobar una reforma fiscal, pese a la ya anunciada negativa rotunda de la oposición a dicho proyecto.
De igual forma, adelantó que espera que la mayoría de proyectos que son prioridad para su administración también lo sean para la alianza.
Se trata de los proyectos que pretenden incrementar los recursos para seguridad, la Ley General de Electricidad, los proyectos de vivienda para clase media, la ley de recurso hídrico, los fideicomisos para infraestructura educativa, el TLC con China y Singapur, y el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea.
Asimismo, expresó su anuencia a acudir a la Asamblea Legislativa a presentar su informe de labores, en el marco de un acto protocolario, mas no como un ordenamiento constitucional, pues ese ya lo cumplió. Eso sí, la presencia dependerá de dos factores. Un consenso entre las diferentes bancadas y que su agenda esté disponible.
Entre tanto, todavía se está a la espera que la Alianza por Costa Rica presente su agenda de trabajo, pues por un lado Mendoza anunció que estaría lista luego de la reunión de jefes de fracción de mañana. Mientras que la fracción del PASE informó que la próxima semana.
“Tenemos una lista acordada por las distintas fracciones políticas, a esa lista le faltan proyectos importantes y son los de Liberación Nacional. En la próxima reunión de jefes de fracción, vamos a conocer esa lista, compartirla con las demás bancadas e incorporar a todos para conformar el orden del día”, explicó Mendoza.

Natasha Cambronero
[email protected]