Enviar
Mandataria apostó por personas cercanas para llevar estabilidad a su gabinete
Chinchilla consolida equipo de confianza

Carlos Ricardo Benavides, Mario Zamora y Roberto Gallardo son viejos conocidos de la gobernante

En medio de la turbulencia, la presidenta Laura Chinchilla poco a poco va consolidando su equipo de trabajo.
Para llevar estabilidad a su gabinete, tuvo que apostar por personas de mayor cercanía y de su entera confianza. Tomando en cuenta que los anteriores nombramientos no habían dado la talla o bien, discrepaban sobre la forma en que este gobierno lleva las riendas del país.
Ante los constantes cambios, Chinchilla se ha inclinado por rodearse de personas con quienes en el pasado la unió un lazo laboral.
Tal es el caso de los ministros Mario Zamora, de Seguridad; Roberto Gallardo, de Comunicación y Enlace, y Carlos Ricardo Benavides, de la Presidencia, tres de las carteras más importantes dentro del plan de gobierno de la Presidenta.
En el caso de Zamora y Benavides, fueron nombrados luego de que sus antecesores “renunciaran” tras constantes críticas a su labor, principalmente por desaciertos en la toma de decisiones y por falta de liderazgo.
Gallardo, por su parte, fue llamado a subsanar las deficiencias en materia de comunicación que enfrenta el Poder Ejecutivo.
Tras los nombramientos, Chinchilla manifestó que los tres son de su entera confianza y por ello los llamó para integrar su gabinete.
Tomando en cuenta que a Chinchilla una de las cosas que más le cuestan dentro de su función como mandataria es delegar parte de su trabajo, según manifiestan algunas de las personas que han laborado con ella y su propia madre Emilce Miranda.
En cuanto a Benavides, la relación se remonta a los años en que ambos estudiaban en la Universidad de Costa Rica, posteriormente fueron diputados y compañeros de la bancada de Liberación Nacional entre 2002 y 2006.
Además, durante la administración Arias Sánchez, en la que Chinchilla fue vicepresidenta, Benavides fue nombrado en la cartera de Turismo, cargo que dejó para ayudar a la Presidenta en su campaña electoral.
Tras el contundente triunfo en las urnas, se ha convertido en el “apaga fuegos” del actual gobierno, fue nombrado nuevamente como jerarca de Turismo, se le recargó el Ministerio del Deporte y posteriormente el de la Presidencia.
En el caso de Mario Zamora, llegó a sustituir a José María Tijerino, quien en reiteradas ocasiones fue cuestionado por su lenguaje belicista. El actual ministro de Seguridad fungía en la actual administración como viceministro de Gobernación; en los años 90 trabajó con Chinchilla cuando presidía esta cartera.
En esa época, Zamora fue el gestor del programa de Seguridad Comunitaria, en el que se organizan vecindarios contra el hampa.
“Zamora ha sido una persona muy cercana a esta materia. Dio sus primeros pasos en Seguridad cuando yo estuve como viceministra”, justificó Chinchilla su nombramiento el 25 de abril pasado.
Mientras tanto, a Roberto Gallardo lo llamó para que le ayudara a mejorar la parte de comunicación, área que ha levantado muchas críticas desde que arrancó su mandato, la relación con Gallardo se remonta al gobierno anterior, cuando el hoy ministro de Comunicación estaba al frente de Planificación.
Además de Gallardo, Benavides y Zamora, ahora la acompañan todos los martes en las sesiones de Consejo de Gobierno, Allan Flores, de Turismo; William Todd, de Deporte; Alejandro Cruz, de Ciencia y Tecnología; Daisy Corrales, de Salud, y Enrique Castillo de la Cancillería.
Natasha Cambronero
[email protected]

Ver comentarios