Logo La República

Miércoles, 12 de diciembre de 2018



BLOOMBERG


China vende paneles con fútbol alemán

Redacción La República [email protected] | Sábado 06 agosto, 2011



China vende paneles con fútbol alemán
Las empresas solares chinas están llegando por primera vez a los hogares de los simpatizantes de fútbol alemanes, incrementando la publicidad para desbancar a proveedores locales del mercado de energía más grande de Europa.
Suntech Power Holdings Co. de China, el fabricante de paneles solares más grande del mundo, pondrá su nombre en las camisetas de los jugadores de 1899 Hoffenheim para su partido de apertura en la Bundesliga, el equipo de fútbol más rentable. Yingli Green Energy Holding Co. de Baoding comenzó este año a apoyar a Bayern Munich, el club más exitoso del país, que se propone derrocar al campeón Borussia Dortmund, patrocinado por el fabricante alemán de paneles Q-Cells SE.
“Es una ofensiva de marketing sin precedente”, dijo en una entrevista Pascal Schulte, consultor senior de Sport+Markt, una firma investigadora de marketing deportivo en Colonia. “No recuerdo haber visto tantas empresas de un solo sector, algunas de las cuales muchos nunca habían oído nombrar, entrando en la Bundesliga con tanta fuerza en un lapso tan breve”.
Los chinos están buscando hacer negocios en el mercado de energía solar más grande, donde los propietarios de casas alemanas gastaron aproximadamente $6.700 millones en paneles en 2010 y los funcionarios afrontan un déficit energético después de que la canciller Angela Merkel prometió cerrar reactores nucleares para 2022.
La fiebre por crear conciencia de marca incrementa la presión sobre los fabricantes de células solares alemanes Solarworld AG y Q-Cells. Juntos llegaron a gastar 343 millones de euros ($485 millones) de efectivo en el primer trimestre, casi un tercio de su total, combatiendo la mayor competencia de los aparatos fotovoltaicos chinos más baratos.
Las empresas solares alemanas con 130 mil trabajadores defienden su territorio con sus propios auspicios, que rivalizan con marcas chinas y globales como Coca-Cola Co. y Adidas AG. La Bundesliga tiene la asistencia más alta en el fútbol europeo, según Deloitte LLP, con un promedio de 42.700 simpatizantes en cada partido, en comparación con 35.363 en la Premier League de Inglaterra.
En tanto Q-Cells, el fabricante más grande de células solares de Alemania, patrocina al campeón actual, Solarworld de Bonn respalda a Colonia y pasa avisos que muestran a su goleador Lukas Podolski, que ha marcado 42 goles para la selección alemana.
“Es una carrera abierta”, dijo Philipp Hasenbein, director ejecutivo de la firma consultora Sportfive Germany, que asesora a 10 de los 18 clubes de la Bundesliga, los que en la actualidad ganan más dinero publicitario de las empresas solares que de las empresas de electricidad, como EON AG y RWE AG. “Espero que más empresas del sector solar ingresen en el auspicio al fútbol en los próximos meses”.
Los alemanes mantienen el gasto en publicidad pese a que sus rivales más baratos erosionan sus ventas. Las acciones de Q-Cells cayeron un 80% en los últimos 12 meses, y los analistas prevén que la empresa anunciará una pérdida de 43 millones de euros este año. Su efectivo cayó 41% en el primer trimestre, según datos compilados por Bloomberg.
Los fabricantes de equipos chinos que aumentaron el número de fábricas justo antes de que el mercado se frenara este año también deberán afrontar tiempos más duros. Las instalaciones anuales de paneles a nivel global podrían avanzar apenas 19% en 2011, en comparación con un aumento de 135% en 2010, dijo Martin Simonek, analista de Bloomberg New Energy Finance.

Berlín