Enviar
China se psicoanaliza ante ola de ataques a escolares
Solo en los últimos meses, hubo cinco ataques a niños en escuelas

La ola de ataques a escuelas y guarderías de China, con 19 muertos y 70 heridos la mayoría niños en dos meses, tiene desconcertado al país asiático, que ha empezado a buscar las razones psicológicas y sociales de este fenómeno y se pregunta si debe hacer algo más que aumentar la seguridad.
El ministro de Seguridad Pública, Meng Jianzhu, quien el miércoles pidió atención psicológica a “individuos antisociales y paranoicos” como los seis que han cometido las agresiones, todos de entre 30 y 50 años y con conflictos laborales, económicos o sentimentales con su entorno.
En el último ataque, por ejemplo, el agresor mantenía un conflicto con la propietaria de la guardería (una de las víctimas mortales), a la que había alquilado el local, pero el contrato había terminado el mes pasado y ella quería seguir en la casa donde montó la guardería.
El ministro también pidió a la Policía que “hable más con la gente, para resolver disputas con el fin de reducir conflictos sociales”.
Expertos chinos han empezado a reflexionar sobre la cadena de ataques, y se preguntan si éstos tienen su origen en los problemas sociales que el rápido crecimiento económico del país ha producido en 30 años, tales como la creciente diferencia entre ricos y pobres o la falta de atención psicológica a quienes la necesitan.
“Los atacantes no ven oportunidades en una sociedad polarizada, es un problema muy grave”, destacó, en el diario “South China Morning Post”, Yu Jianrong, de la Academia China de Ciencias Sociales.
El profesor pequinés Hu Xingdou, otro experto citado por el diario, señaló por su parte que conceptos básicos de la sociedad comunista tales como la “lucha de clases” han podido servir de oscuros justificantes para la violencia contra niños inocentes.
La cadena de agresiones comenzó el 23 de marzo, cuando un cirujano que había perdido su trabajo y su novia, Zheng Minsheng, mató a puñaladas a ocho niños e hirió a otros cinco en la puerta de un colegio en Fujian (sureste).
El mismo día en que Zheng fue ejecutado (28 de abril) otro hombre hirió con un cuchillo a 16 niños y un maestro en Cantón (sur).
Un día después, otro hombre hirió con arma blanca a 29 niños y tres adultos en un parvulario de la provincia oriental de Jiangsu.
Y dos días después, el 30 de abril, cinco niños y un profesor resultaron heridos cuando un hombre les atacó con un martillo de hierro, para después suicidarse, en un jardín de infancia situado en Shandong (este).
Antes, el 13 de abril, otro asaltante atacó a niños y adultos en una escuela de Sichuan (suroeste), causando la muerte de un menor de edad y una mujer e hiriendo a tres estudiantes.


Pekín /EFE
Ver comentarios