China puja por acceso a petróleo
Enviar
China puja por acceso a petróleo

China, el mayor consumidor de energía del mundo, podría tener otra Arabia Saudita de petróleo bajo el mar en su región sur.
Sin embargo, las crecientes tensiones con otros países de la región, significan que la perforación de pozos en gran escala podría quedar para más adelante.
El mar de China Meridional podría albergar 213.000 millones de barriles de petróleo, o el 80% de las reservas de Arabia Saudita, según estudios chinos citados en 2008 por la Agencia de Información de Energía de los Estados Unidos.
La segunda economía mundial se atribuye “soberanía indiscutible” en la mayor parte del mar, incluidos los bloques ubicados frente a la costa de Vietnam que están siendo explorados por Exxon Mobil Corp. y Gazprom OAO de Rusia.

Las disputas han afectado las relaciones de China con sus vecinos, y este año las tensiones crecieron cuando Vietnam dijo que sus naves de exploración petrolera fueron hostigadas por buques chinos. Estas fricciones ponen en peligro la seguridad de una de las rutas marítimas más activas del mundo y podrían ser analizadas en una cumbre de dos días de dirigentes de la región Asia-Pacífico que tendrá lugar en Honolulu a partir de esta semana y cuyo anfitrión será el presidente Barack Obama.
“China en este momento es el elefante en la habitación, así que guste o no, no se la puede ignorar”, dijo Lin Boqiang, director del independiente Centro de Investigaciones de Economía Energética de China de la Universidad de Xiamen en la provincia de Fujian.
“Los países que rodean el Mar de China Meridional se ven obligados a encontrar una manera práctica de lidiar con su presencia, de no enojarla ni desafiarla”, añade Lin Boqiang.
El mar se extiende al sur de China continental en el extremo occidental del Océano Pacífico y, aunque bordea varias naciones, China reclama la soberanía en una gran parte de él.
Esto mayormente se basa en un mapa histórico anterior a la fundación de la República Popular en 1949. Hay cientos de islas, muchas bajo disputa.
Las fuerzas militares chinas y vietnamitas chocaron en las Islas Paracel en 1974 y en las Islas Spratly en 1988. La región, marcada por China con una línea punteada que delimita sus reclamos territoriales, se extiende cientos de millas hacia el sur desde su Isla de Hainan hasta las aguas ecuatoriales de la costa de Borneo y se superpone con zonas reclamadas por Brunei, Malasia y Taiwán.
Las Filipinas propondrán una nueva iniciativa para resolver las disputas en el Mar de China Meridional en una reunión de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático que se celebrará esta semana, anunció el secretario de Relaciones Exteriores Albert del Rosario el 26 de octubre.
El presidente Benigno Aquino también se reunirá con la secretaria de Estado de los Estados Unidos, Hillary Clinton en Manila este mes y hablará de la seguridad marítima con Obama en la cumbre del Este de Asia en Bali el 18 de noviembre, informó del Rosario el 9 de noviembre.
Estados Unidos provocó la ira de China en 2010 cuando Clinton, en una cumbre regional en Hanoi, declaró que resolver los reclamos de soberanía sobre el mar era “una prioridad diplomática”.
El comentario motivó un reproche del ministro de Relaciones Exteriores chino Yang Jiechi, que manifestó que internacionalizar el incidente con la intervención de los EE.UU. “sólo puede empeorar las cosas y dificultar su solución”.

Bloomberg

Ver comentarios