China, nuevo imperio del fútbol
Tras un paso fallido en el Atlético de Madrid, el colombiano Jackson Martínez se convirtió en el gran fichaje del fútbol chino. Archivo/La República
Enviar

201602042112050.recuadro.jpg
Un total de $281 millones lleva el fútbol chino invertido en este mercado de invierno, dejando muy claro que está en expansión y que tiene capital más que suficiente para convencer a cualquier futbolista de cambiar de liga.

Jugadores de la talla del brasileño Ramires, el delantero de Costa de Marfil, Gervinho; y los colombianos Jackson Martínez o Fredy Guarín son algunos de los que iniciarán su aventura esta temporada en el apodado nuevo imperio del fútbol.
Actualmente ni la Liga Premier, que fue la que más dinero gastó en fichajes en Europa con $255 millones y ya cerró el mercado, le pudo superar.
Mientras tanto, en China todavía tienen más tiempo para convencer a otros jugadores (el periodo de transferencias se alarga hasta el 27 de febrero) y ya llevan gastados $281 millones.
Según los últimos rumores, Radamel Falcao, Ronaldinho, Alex Teixeira o Yayá Touré podrían ser los siguientes en desembarcar en tierras asiáticas.
Por el momento el fichaje más caro ha sido el del colombiano Martínez por el Guangzhou Evergrande y tras pagar $45 millones al Atlético de Madrid.
Sin embargo, ahora aparece el brasileño Teixeira en punto de mira, quien podría convertirse en compañero de Robinho si el Shakhtar Donetsk acepta los $50 millones que ofrece el Jiangsu Suning.
La mayoría de estos jugadores está llegando a la Superliga China sin ni siquiera llegar a los 30 años y todavía con nivel para jugar en el fútbol europeo.
Lo cual viene a demostrar que lo de mudarse a Asia o a otras ligas exóticas ya no es cosa de futbolistas al borde del adiós y en busca de ese retiro dorado.
China por el momento es quien más fuerte toca la puerta en busca de potenciar el fútbol en su país y no pasa inadvertida por el resto del mundo.


Ver comentarios