Chile da señales de recuperación económica
Enviar
Chile da señales de recuperación económica

Santiago
Xinhua

Señales alentadoras sobre la recuperación de la economía se acumularon al terminar el tercer trimestre del año, lo que motivó que el Banco Central de Chile (BCCh) anunciara el retiro programado de las medidas de apoyo de liquidez que impulsó durante el segundo semestre de 2008.
Durante octubre se conocieron buenas noticias de la reactivación, sumando indicadores que mostraron repuntes por primera vez en el año, alimentando un moderado optimismo de que la crisis comienza a quedar atrás.

El BCCh aseguró que “el sistema financiero chileno ha mostrado solidez y ha mantenido un adecuado acceso a los mercados financieros internacionales”.
Acorde con las expectativas de analistas y consultores, este período dio cuenta de un cierto giro favorable en el ritmo de la actividad interna.
El lunes se conoció el aumento de 9,2% que registraron las ventas del comercio en agosto, comparado con el mismo lapso de 2008, sumando un cuarto mes de resultados positivos.
También se destacó la caída de menor cuantía que registró la producción industrial en el citado lapso, según las cifras publicadas por la Sociedad de Fomento Fabril (Sofoca).
Una baja de 7% no sólo es la más acotada desde diciembre de 2008, sino que se compara favorablemente con los fuertes ajustes, que fueron superiores a dos dígitos en los meses previos.
Dentro de un cuadro de números rojos, el descenso de las ventas físicas industriales también se moderó y, de hecho, la disminución interanual de 2,5% es la menor desde octubre del año pasado.
Los analistas contemplan la posibilidad de que el Indice Mensual de Actividad Económica (Imacec) alcance en agosto el mejor registro del año, lo que implicaría un ritmo de disminución inferior a los meses precedentes e, incluso, hay quienes contemplan la posibilidad que no muestre variación.
A esto, se une el Indice de Confianza Empresarial elaborado por la Universidad del Desarrollo, en conjunto con el “Diario Financiero”, el cual exhibió en septiembre una segunda alza consecutiva.
En el período julio-septiembre la tasa de desocupación registró una leve baja mayor a lo esperado, lo que demuestra un estancamiento de su deterioro, aunque se estima un desempleo de 10,2%, que bien podría sobrepasar el 12% si se descuentan los puestos estatales.
De cualquier forma es una señal favorable que el empleo haya experimentado por segundo mes consecutivo un aumento respecto al trimestre anterior, después de marcar siete caídas consecutivas.
A pesar de que en 12 meses hubo una destrucción de 66.750 puestos de trabajo, los servicios financieros y el comercio registraron, en conjunto, un aumento de unas 43 mil plazas.
Se estima que hay más de 720 mil desocupados en el país. El sector que ha incrementado sus vacantes, marcando una cifra récord en el país, es la rama de servicios financieros que obtuvo ganancias superiores a los $1 mil millones en el primer trimestre y hoy emplea a 644.830 personas.
Esto representa el 9,9% del mercado total, muy similar a lo que aporta la agricultura, y unos 120 mil más que el transporte.
Hace 10 años, en cambio, los servicios financieros representaban el 7,6%, equivalente al transporte y muy por debajo de la actividad agrícola (14%).
Pero más allá de los cambios en la estructura del empleo, reducir la tasa de desocupación es hoy el verdadero desafío del país, ahora que la actividad y el gasto están recuperando el dinamismo.
Algunos economistas han advertido que Chile tardará entre tres y cuatro años para retornar a las tasas de desempleo de antes de la crisis financiera iniciada en septiembre de 2008, lo cual indica que los problemas de este mercado no se resolverán sólo con mayor actividad económica y seguirán afectando al país.

Ver comentarios