Chávez en aprietos por precio del crudo
Enviar
Chávez en aprietos por precio del crudo


Caracas -- Venezuela está demorando pagos a contratistas, compañías de servicios petroleros y objetivos de la campaña de nacionalización del presidente Hugo Chávez, lo que indica que el país se ha quedado con poco efectivo después del colapso de los precios del petróleo.
Los proveedores de servicios a la compañía petrolera estatal han suspendido las operaciones de plataformas de extracción por falta de pago, y la empresa brasileña Odebrecht SA dijo la semana pasada que está demorando los trabajos en el tren subterráneo de Caracas porque el Gobierno se ha atrasado en el pago de sus facturas. Chávez debe también $10.200 millones a compañías que ha absorbido, según estimaciones de la empresa caraqueña de asesoramiento económico Ecoanalítica.

“El ambiente económico no es particularmente propicio para buenos acuerdos con compañías que aguardan pagos”, dijo Alvise Marino, economista de mercados emergentes en IDEAglobal en Nueva York. “Si yo perteneciera a alguna de las compañías involucradas, no tendría muchas esperanzas”.
Las medidas para conservar el efectivo no han apagado el entusiasmo de Chávez por expandir el control estatal de la economía como parte de su “Revolución Bolivariana”. Este mes el Gobierno expropió una planta de arroz de Cargill Inc., la mayor compañía agrícola estadounidense, y un vivero de árboles de Smurfit Kappa Group Plc, empresa con sede en Dublín; también amenazó con expropiar la mayor compañía privada del país, Empresas Polar SA, y pagar por ella con “papel” en vez de efectivo.
“La gente ha tenido el erróneo concepto de que todo lo que Chávez ha expropiado, lo ha pagado”, dijo Patrick Esteruelas, analista de riesgo en Eurasia Group en Nueva York. “No es cierto”.
Chávez sí les pagó a los accionistas de Cía. Anónima Nacional Teléfonos de Venezuela y de CA La Electricidad de Caracas en esas nacionalizaciones de 2007.
Ahora el fabricante de cemento Lafarge SA dice que el Gobierno está atrasado en el pago de $267 millones por la compra de su división local el año pasado. La empresa suiza Holcim Ltd., el segundo productor de cemento del mundo, todavía espera $552 millones, dijo el 12 de marzo el portavoz de la compañía Peter Gysel.
El Gobierno no ha llegado a un acuerdo con Ternium SA, de Luxemburgo, desde que le expropió su siderúrgica venezolana en mayo último. Cargill dice que respeta la decisión gubernamental, y el ministro de Agricultura dijo que la compañía será compensada.
Asimismo, el Gobierno enfrentará en última instancia juicios de arbitraje entablados por Cemex SAB, de Monterrey, México, Exxon Mobil Corp. y ConocoPhillips en sus disputas con Chávez por compensaciones.
La única señal de una posible moderación en la política de compras de Chávez se relaciona con planes anunciados en julio para adquirir el Banco de Venezuela, la tercera institución bancaria del país y división del español Banco Santander SA. El ministro de Finanzas Alí Rodríguez, que rehusó responder a preguntas enviadas como mensaje de texto sobre la demora en los pagos, dijo el mes pasado que el Gobierno está reconsiderando la idea.
Incluido el Banco de Venezuela, que tiene un valor estimado de $890 millones, la factura de nacionalizaciones impagas subiría a $11.090 millones, según Asdrúbal Oliveros, director de Ecoanalítica.
En enero, Cávez ya enfrentaba una reducción de efectivo que lo obligó a tomar $12 mil millones de las reservas del Banco Central después de repatriar en el cuarto trimestre $9.600 millones en depósitos gubernamentales que estaban en el extranjero, según el Banco Central. Un economista de Barclays Capital Plc., Alejandro Grisanti, predice un déficit de presupuesto de $48 mil millones este año, a menos que haya una devaluación o aumentos de impuestos.

Ver comentarios