Enviar
Presidente venezolano insta a soltarlos a “cambio de nada"
Chávez demanda que las FARC liberen a rehenes

Posición de gobernante supone un cambio de postura frente a su plan de otorgar estatus de beligerancia a guerrilla

Caracas
EFE

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, pidió ayer a las FARC que liberen a los secuestrados "a cambio de nada", lo que supone un cambio de postura frente a su propuesta de otorgar el estatus de beligerancia a esa guerrilla para allanar la ruta hacia la paz en Colombia.
"Nosotros, y yo en lo personal, no justificamos, nunca lo haría, tener en la montaña a un grupo de gente (...); creo que llegó la hora de que las FARC liberen a todos los retenidos, sería un gran gesto, a cambio de nada; así lo planteo ahora que hay un nuevo jefe del secretariado general" de ese grupo insurgente, dijo Chávez.
El mandatario formuló esta petición a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) durante su programa dominical de radio y televisión "Aló, presidente".
A diferencia de enero pasado, cuando pidió a la comunidad internacional sacar a las FARC de sus listas de grupos terroristas y concederle estatus de fuerza beligerante, Chávez esta vez no repitió las descalificaciones contra su colega de Colombia, Álvaro Uribe, a quien entonces llamó "cachorrito del imperio", entre otras cosas.
Ayer, recordó que estuvo "a punto" de reunirse el año pasado con el recientemente fallecido jefe de las FARC, "Manuel Marulanda Vélez" o "Tirofijo", y con un consentimiento inicial de Uribe, pero señaló que su colega luego cedió a presiones "muy duras" internas y de Washington.
La situación que vive América Latina y EEUU "pareciera crear condiciones favorables a un proceso de paz en Colombia, con un grupo de países e instancias que garanticen los acuerdos" por concretarse, agregó Chávez.
"A estas alturas, en América Latina está fuera de orden un movimiento guerrillero, y eso hay que decírselo a las FARC", señaló, y aseguró que "la guerra de guerrillas pasó a la historia", por lo consideró que un proceso de paz definitiva en
Colombia es posible.
Para ello, reiteró que las FARC deben liberar a las personas que mantiene retenidas.
"Vamos, suelten a toda esa gente, hay ancianos, mujeres, enfermos (...); ya está bueno", insistió, y renovó su compromiso de facilitar el traslado de esas personas, entre ellas civiles y militares, que permanecen en las selvas.
"Estoy a la orden Cano para ir a buscar a los retenidos", declaró en alusión a "Alfonso Cano", que sustituyó en la jefatura de las FARC a "Tirofijo", quien murió en marzo pasado de un ataque cardíaco, según confirmó esa organización rebelde en un vídeo difundido el mes pasado por la cadena internacional Telesur.
"Los guerrilleros de las FARC deben saber una cosa: se han convertido en una excusa del imperio (EEUU) para amenazarnos a todos nosotros; son la excusa perfecta; el día que se haga la paz en Colombia se le acaba la excusa al imperio", incluso para mantener bases militares estadounidenses en la región, explicó.
El llamamiento de Chávez a la comunidad internacional de concederle estatus de fuerza beligerante a las FARC no tuvo eco ni siquiera en su país, según una encuesta publicada el 27 de mayo pasado que reveló que un 71,2% rechazaba esa posibilidad.
El sondeo de la consultora Datanálisis aseguró que únicamente el 10,6% de los consultados dijo aprobar que se le otorgara ese estatus a las FARC.
La unicameral Asamblea Nacional (AN) de Venezuela, en un aislado espaldarazo a Chávez, aprobó un proyecto que reconoce beligerancia a las guerrillas colombianas de las FARC y del Ejército de Liberación Nacional (ELN), "como señal de voluntad para darles un trato político que genere confianza en las futuras negociaciones en el camino a la paz en Colombia".
El documento fue aprobado en enero pasado por 161 de los 168 diputados de la AN, ante la abstención de los siete legisladores del partido Podemos, de izquierda moderada y recientemente distanciado del Gobierno de Chávez.
Ver comentarios