Enviar
Mandatario venezolano se reunirá en Cuba con Raúl Castro y visitará a Fidel
Chávez arriba a La Habana

Merkel fuerza de manera inesperada aplazar al jueves el debate sobre relaciones europeas con la isla

La Habana
EFE

Hugo Chávez, presidente de Venezuela, declaró ayer, a su llegada a La Habana, que se reunirá con su homólogo cubano, general Raúl Castro, y con el ex gobernante Fidel Castro, para “explorar nuevas iniciativas” de los dos países.
Según medios oficiales, el mandatario venezolano dijo en el aeropuerto José Martí que verá a Raúl Castro y al líder cubano, a quien llamó “padre de todos los revolucionarios del mundo”, para analizar proyectos comunes y la situación internacional.
En el aeropuerto, al que no tuvo acceso de la prensa extranjera, Chávez afirmó que tiene la intención de “explorar nuevas iniciativas” con los hermanos Castro y otros dirigentes del Gobierno cubano, porque, según él, “toda revolución es creatividad”.
Indicó que en sus conversac
iones abordará la gravedad de la crisis mundial, las relaciones entre los dos países y el avance y fortalecimiento de las revoluciones cubana y bolivariana.
Chávez aseguró que hay una crisis del modelo capitalista, que es “la madre de todas las crisis”, al referirse a los aumentos de los precios internacionales de los combustibles y los alimentos.
El gobernante venezolano, que fue recibido en el aeropuerto por el vicepresidente Carlos Lage y el ministro de Exteriores, Felipe Pérez Roque, anunció el domingo en su país en su visita a Cuba para una “reunión de trabajo” con Fidel Castro.
“Voy a visitar a Fidel, tengo reunión con Fidel, vamos a trabajar”, afirmó Chávez en su programa dominical de radio y televisión “Aló Presidente”.
El mandatario venezolano visitó Cuba por última vez en marzo pasado, tras asistir en Santo Domingo a una cumbre del Grupo de Río.
En aquella ocasión se entrevistó con Fidel Castro, en una visita de la que no se difundió ninguna información en La Habana hasta que el líder cubano habló de ella en uno de sus artículos de prensa.
Chávez “estaba conte
nto, eufórico, de aquella batalla por la paz y su papel -reconocido por las noticias internacionales- lo hacía feliz”, escribió Castro sobre la cumbre que logró un principio de acuerdo para resolver el conflicto del Gobierno de Colombia con los de Ecuador, Venezuela y Nicaragua.
El mandatario venezolano ha visitado La Habana una decena de veces desde que Fidel Castro enfermó en julio de 2006 -no ha aparecido en público desde entonces- y en todas las ocasiones se reunió con el líder cubano.
Por otro lado la canciller alemana, Angela Merkel, forzó ayer de manera inesperada el aplazamiento hasta el próximo jueves del debate de la Unión Europea sobre un posible levantamiento de las sanciones a Cuba, cuando parecía que sólo era necesario vencer las reticencias de República Checa y Suecia.
La canciller sorprendió a la propia delegación alemana al dar instrucciones telefónicas para que pidieran que se cancelara la discusión sobre Cuba en el Consejo de Asuntos Generales y Relaciones Exteriores de Luxemburgo, según fuentes dip
lomáticas germanas.
Alemania pretendía retrasar un mes el debate, hasta que Francia asumiese la presidencia de turno en el segundo semestre del año, pero una reclamación del ministro español de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, ha propiciado que finalmente se retome la discusión en la cena de jefes de la diplomacia del próximo jueves, durante la cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la UE.
“Haremos todo lo posible para que este jueves se apruebe un levantamiento de las sanciones”, señaló a Efe el ministro de Asuntos Exteriores luxemburgués, Jean Asselborn, que fue quien propuso formalmente al Consejo no esperar más de tres días.
Oficialmente, los alemanes alegaron que el rechazo irlandés a la ratificación del Tratado de reforma de la UE había copado por completo el orden del día, pero en privado la delegación confesó que desconocía los motivos de la iniciativa de Merkel.


Demanda

El opositor Movimiento Renovador Sandinista (MRS) denunciará al Estado nicaragüense ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos de la OEA, con sede en Costa Rica, por la cancelación de su personalidad jurídica.
El tribunal electoral nicaragüense canceló el pasado 11 de junio la personalidad jurídica al MRS, integrado por disidentes sandinistas, y al Partido Conservador (PC), con más de 100 años de antigüedad, por no haber completado algunos requisitos legales.
Edmundo Jarquín, coordinador nacional del MRS, explicó ayer en un encuentro con la prensa extranjera, que interpondrán la denuncia ante la Corte en un plazo de un mes, en espera de que el tribunal de apelaciones de Managua falle un recurso de amparo que presentaron contra esa resolución de los magistrados electorales.
Esa resolución deja a ambos colectivos sin poder participar en los comicios municipales de noviembre próximo y en las presidenciales de 2011.
Enrique Sáenz, presidente del MRS, negó que ese colectivo no haya cumplido con los requisitos legales ante el Poder Electoral y calificó la resolución “sin fundamentos” y motivada por “razones políticas” del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).
Según Jarquín, ex candidato presidencial en los comicios generales de 2006, el trasfondo de cancelar la legalidad del MRS es que es un colectivo que se perfila como la tercera fuerza en el país y única opción contra los partidos del “pacto”, como llama al FSLN y al Partido Liberal Constitucionalista (PLC).
Ver comentarios