Enviar
Encuentro se produce tras meses de alejamiento y tensión
Chávez abre nueva etapa con Rey español

Líderes quisieron zanjar el episodio en el que el monarca increpó al mandatario venezolano con la frase “¿”Por qué no te callas?”

Madrid
EFE

Los encuentros que mantuvo el viernes Hugo Chávez, presidente de Venezuela, con el rey Juan Carlos I de España y con el jefe del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero han abierto una nueva etapa de cooperación en las relaciones bilaterales tras meses de alejamiento y tensión.
No hubo abrazo para sellar el reencuentro entre el Rey y Chávez, aunque si un cálido apretón de manos con el que ambos quisieron dar por zanjado el episodio de la última Cumbre Iberoamericana, en la que el monarca increpó al mandatario venezolano con la ya célebre frase “¿”Por qué no te callas?” cuando éste interrumpía de forma reiterada al jefe del Gobierno español.
Chávez, que llegó con una hora de retraso a su cita en el Palacio de Marivent, la residencia de verano de la familia real española e Palma de Mallorca, recurrió a una broma tras ser recibido por el Rey y preguntarle “¿Por qué no vamos a la playa?”, ante las altas temperaturas y el entorno vacacional de la isla mediterránea.
El monarca correspondió a su vez con un regalo simbólico y cargado de humor al hacerle entrega de una camiseta con su famoso “¿Por qué no te callas?”, según contó el propio Chávez ante la prensa en Madrid, donde dijo también que reclamó “a mi amigo Juan Carlos de Borbón” compartir los derechos de autor de la famosa frase.
El presidente venezola
no, que calificó de “muy placentera” la entrevista de una hora con el Rey, invitó al monarca a visitar el próximo año su país.
También dijo que “está agendada” una visita de Zapatero, para la que falta “buscar una fecha”.
Tras el encuentro con el rey en Palma de Mallorca, Chávez se reunió en Madrid con el presidente del Gobierno español, con quien almorzó y ofreció una conferencia de prensa.
Ambos ratificaron el deseo de relanzar las relaciones bilaterales con proyectos de cooperación concretos, en los que el petróleo y Repsol tendrán un papel destacado.
Fuentes del Ejecutivo español informaron a Efe de que Chávez y Zapatero acordaron crear un grupo de trabajo que articule la venta de 10 mil barriles diarios de petróleo a España a un precio de $100 barril a cambio de tecnología española e inversiones.
Para ello se crearía un fondo al que iría a parar la factura de la venta de esos barriles de crudo y a través del cual se financiarían proyectos en Venezuela.
En una conferencia de prensa, Chávez aludió a la importancia de que Repsol participe en proyectos en la Faja del Ori
noco, una de las mayores reservas petrolíferas del mundo y donde su país necesita “miles de millones de inversiones”.
La empresa española ya ha comenzado a trabajar con Venezuela en uno de los campos de la Faja y manifestó su interés en una licitación de un segundo campo.
Según Chávez, la petrolera española, junto a la estatal venezolana PDVSA, puede producir “200 mil barriles diarios que podrían venir directamente a España y España podría estar asegurándose suministro de petróleo para siempre” mientras haya crudo.
El mandatario venezolano, que amenazó con represalias a las empresas de los países de la Unión Europea que apliquen la recién aprobada Directiva de retorno de los inmigrantes en situación irregular, evitó el viernes aludir a eventuales medidas de respuesta y se mostró conciliador.
“Traemos ideas para buscar fórmulas”, señaló Chávez, que puntualizó “no quisiéramos llegar a ningún tipo de confrontaciones, sino más bien buscar soluciones”.
Como parte de esa búsqueda propuso crear “una mesa de trabajo entre Europa, y especialmente España y Portugal los países más cercanos a nuestra América, y América del Sur, la UNASUR (Unión de Naciones Suramericanas)”.
La nueva normativa fija un plazo máximo de 18 meses de retención de los inmigrantes en situación irregular mientras se tramita su repatriación, y que los que sean expulsados no podrán entrar de nuevo en la UE en un periodo de cinco años.


Ver comentarios