Logo La República

Martes, 11 de diciembre de 2018



NACIONALES


Chacón abandona barco de Chinchilla

Luis Fernando Cascante [email protected] | Jueves 16 mayo, 2013



Empresa que regaló viajes a Suramérica es investigada por presuntas relaciones con narco

Chacón abandona barco de Chinchilla

“Me engañaron”, dijo el ahora exministro de Comunicación

Un viaje que no se reportó al Congreso, por motivo de una boda y una improvisada visita a Ollanta Humala, presidente de Perú, desató la renuncia de Francisco Chacón, ministro de Comunicación. AFP/La República

Con tono nervioso, sudando y con la pena de haber defendido a una empresa presuntamente vinculada con el narco, Francisco Chacón, ministro de Comunicación, renunció a su cargo anoche.
Tan solo el martes Chacón defendía a capa y espada la honorabilidad de la empresa Thorneloe Energy (THX), que le prestó un avión para los viajes del Gobierno a Perú y Venezuela.
Su renuncia se da luego de que habría sido engañado por Gabriel Morales, empresario colombiano quien se presentó con una tarjeta falsa bajo el nombre de Gabriel Ofarán.
El empresario colombiano, nacionalizado costarricense, es investigado en su país por presuntos nexos con el narcotráfico
Las autoridades sospechan que Morales es testaferro de Juan Carlos “Chupeta” Ramírez, conocido narcotraficante colombiano.
Morales es uno de los fundadores de THX y fue quien le ofreció el vuelo al Gobierno.
Chacón, antes de oficializar su renuncia, reconoció que desconocía esa información.
El sábado anterior, la presidenta Laura Chinchilla salió país rumbo a Perú, para asistir a la boda del hijo de Luis Liberman, vicepresidente de la República.
Para dicho viaje, THX se ofreció a llevar a la mandataria y a los ministros que la acompañaron, tal y como se realizó para el funeral de Hugo Chávez, en Venezuela.
Para estos trámites, tampoco se le pidió a la Dirección de Inteligencia y Seguridad que revisara el avión.
Antes de que se dieran a conocer los detalles de esta empresa, Chacón defendió y afirmó que no había nada malo en este negocio y que este tipo de regalos son “normales”.
Cuando reconoció haberse enterado de los cuestionamientos, acudió al Ministerio Público e interpuso una demanda para que se investigara a Morales.
“Yo creí que esa compañía no tenía el más mínimo cuestionamiento, no fue así; yo tengo que asumir una responsabilidad”, comentó el ahora exfuncionario.
Se ha intentado conocer la versión de la presidenta Chinchilla, pero no ha salido a dar declaraciones en los últimos días.

Luis Fernando Cascante
[email protected]