Cerveza a la baja
Enviar
Ha bajado un 13% el precio de Imperial
Cerveza a la baja

Unas 40 marcas extranjeras acechan a las nacionales

La guerra campal que se libra en los anaqueles de los comercios distribuidores de cerveza, ha dejado como la baja más significativa los precios de esa bebida.
Lo anterior se da a raíz de la presencia de al menos 40 marcas extranjeras, que ingresan al país con bajos aranceles.

El efecto se ha replicado además, en una reducción de precios en bares y restaurantes.
Si a finales de 2009 la lata de Imperial costaba unos ¢700, hoy el consumidor paga apenas ¢612.
Esta disminución en los precios, coincide con la oleada de marcas extranjeras que ingresan al país con precios competitivos.
Muestra de ello, son los ¢800 que se pagaban dos años atrás por una lata de Budweiser, que hoy son más bien ¢600.
En promedio, los precios de esta bebida han bajado un 28%, en cuestión de 12 meses.
A pesar de las diferencias en la calidad de las cervezas, al comparar únicamente precios la más barata es la Old Milwaukee, vendida en PriceSmart a finales de 2011 a un costo unitario de ¢416, siempre y cuando se compre en el paquete de 12 unidades.
Gracias a la entrada en vigencia del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, los aranceles de la cerveza importada han bajado del 15% al 9%, y seguirán disminuyendo a razón de un 1% anual hasta llegar a cero.
Debido al menor costo impositivo, la importación de cerveza se incrementó en un 14% el año pasado, la cual para 2011 representó una cifra de $5,5 millones.
Actualmente unas 34 marcas extranjeras están disponibles en supermercados locales, sobre todo mexicanas, estadounidenses y europeas.
Asimismo, el arribo de tal abanico de bebidas a los supermercados, ha provocado una generalización de la oferta en los bares y restaurantes.
En lugar de las cinco o seis marcas que habitualmente encontraba el tomador de cerveza en su sitio de preferencia, ahora son al menos diez las que ofrecen los propietarios.
En el bar Taos, ubicado en Zapote, las marcas locales llevan más de dos años de tener competencia por parte de las foráneas Miller, Budweiser y Coors.
En la misma forma, restaurantes como Trío localizado en Curridabat, ofrece las marcas Heineken, Corona y Toña, y con menor regularidad Coors, Budweiser y Miller.
“Durante mucho tiempo los clientes llegaban preguntando por cervezas de marcas que no manejábamos, y por ello hemos ampliado nuestra variedad”, confirmó Claudia Bastante, administradora de Trío.

Ernesto Villalobos
[email protected]

Ver comentarios