Logo La República

Miércoles, 14 de noviembre de 2018



NACIONALES


Central lucha por defender tipo de cambio

Wilmer Murillo [email protected] | Jueves 07 febrero, 2008



En lo que va del año, el banco ha adquirido $442,2 millones para sostener valor del colón
Central lucha por defender tipo de cambio

• Bonos chinos estarían poniendo exceso de dólares en el mercado
• Intervención sigue incrementando fuertemente el nivel de reservas monetarias internacionales


Wilmer Murillo
[email protected]

En un esfuerzo por evitar que el valor de la moneda nacional se ubique por debajo del piso de la banda inferior, el Banco Central adquirió en enero $442,2 millones en el mercado cambiario.
La cifra es considerada un verdadero récord luego de que la cantidad de dinero adquirido por el Central ha venido en aumento en los últimos meses. La intervención se vio acentuada la semana anterior cuando el instituto emisor adquirió $176,7 millones en el mercado mayorista (donde negocian divisas los agentes financieros).
La intervención del Banco Central muestra que todavía debe seguir participando en el mercado para mantener sus objetivos, pues si estas intervenciones no se estuviesen dando el tipo de cambio se habría apreciado más.
El primer récord de compra lo batió el instituto emisor la segunda semana de enero, cuando adquirió en el mercado mayorista $129 millones.
El primer objetivo del nuevo sistema de bandas era sacar al Banco Central del mercado cambiario y así darle mayor control sobre la oferta monetaria, al eximirlo de la obligación de comprar y vender divisas.
Sin embargo, más de un año después de operación del nuevo sistema, el objetivo aún no se logra, pues el Central ha tenido que seguir interviniendo, y ahora a un ritmo más acelerado, para sostener el piso de la banda, lo que le obliga a continuar acumulando reservas monetarias.
Esta es la encrucijada en que se encuentra el Banco Central, como consecuencia de las diferencias entre las tasas de interés de Estados Unidos y Costa Rica que han incrementado el flujo de capitales hacia nuestro país, alguna parte de carácter especulativo, dijeron analistas.
“Si el Banco Central decide seguir interviniendo para defender la banda inferior, habrá más emisión y como consecuencia más inflación”, explicó Juan Carlos Hidalgo, coordinador de Proyectos para América Latina del Centro para la Libertad y Prosperidad Global, con sede en Miami.
Las cifras son considerables, coincidió en señalar Ana Toyama, analista económica, por considerar que refleja el esfuerzo del Banco Central para sostener el límite inferior de la banda cambiaria.
La lucha por conservar el piso de la banda inferior luce realmente fuerte pues habría factores adicionales generando el exceso de liquidez, como los dólares que están llegando de China por títulos en colones del Gobierno y el Banco Central, dijo Eric Vargas director de estrategia de Aldesa.
El exceso de oferta es lo que ha incrementado el nivel de las reservas monetarias internacionales, dijo Toyama.
De ahí que el Banco Central mantiene una sólida posición de reservas ($4.389 millones).
Ese nivel de reservas garantiza al país importaciones por los siguientes cuatro meses. Relativamente la suma es baja comparada con otros países latinoamericanos que disponen de reservas para adquirir importaciones durante diez meses, según organizaciones como la Comisión Económica para América Latina.
Funcionarios del Banco Central consideran que esto es un fenómeno normal, pues dada la tendencia a la baja del tipo de cambio, los agentes económicos tratan de disminuir sus posiciones en moneda extranjera en sus portafolios, creando un exceso de oferta en el mercado.
Sin embargo, la fuerte acumulación de reservas tiene un costo muy elevado pues su administración incrementa el monto de las pérdidas del Banco Central.
Todavía la medida adoptada por el Banco Central de recortar las tasas de muy corto plazo no ha sido suficiente incentivo para que la gente se pase de colones a dólares.
Una inflación de 10,8% y una tasa de interés de referencia del 3,25% terminarán estimulando a los inversionistas para que compren los dólares que están sobrando. Es lo que se espera que ocurra.
De ahí que algunos economistas como Félix Delgado, de Consejeros Económicos y Financieros, manifiestan que aun cuando el Banco Central mantenga las intervenciones en el mercado mayorista eso “no necesariamente descalifica la decisión de establecer las bandas cambiarias”, pues sus objetivos son de mediano y largo plazo.
Actualmente el instituto emisor incrementa, cada día hábil, el tipo de cambio de intervención de compra (piso) en seis céntimos de colón y el de venta (techo), en 14 céntimos de colón.
Lo que está ocurriendo pone fuertes presiones inflacionarias, pues a juicio de Vargas lo que el Central debería hacer es subir las tasas de interés, para desincentivar el consumo. No obstante, la autoridad monetaria no puede hacerlo pues estimularía el ingreso de capitales “golondrina”.
En síntesis, Vargas y otros analistas consideran que se trata de una situación complicada.
Dadas las circunstancias actuales, algunos analistas aducen que el Banco Central debe liberar de una vez por todas el tipo de cambio. “De esta forma se acaba con la especulación y se eliminan las distorsiones que representa una moneda artificialmente subvaluada”, dijo Hidalgo.
Más importante aún, desaparecen las presiones inflacionarias, que amenazan con salirse de control si el Central sigue con su política actual, añadió el experto.
La firma de análisis Corporate Financial Services (CFS), advirtió que el hecho de que el Banco Central haya estado comprando más dólares que hace tres meses explica la presencia de capitales extranjeros. “Estos dólares especulativos han sido alimentados por informes de grandes bancos a escala mundial, que apuestan a que el Banco Central eliminará la banda cambiaria en el segundo semestre y que el tipo de cambio rondaría los ¢450 por dólar hacia finales de año”.
Como hecho interesante se hizo notar que las tasas asignadas en subasta conjunta del Ministerio de Hacienda del 4,78% estaban muy bajas, por lo cual como se esperaba, esta semana se redujo la tasa básica pasiva.
A pesar de la baja, la tasa básica pasiva podría seguir experimentando caídas adicionales como consecuencia del recorte en la tasa de interés de política monetaria.