Cemex galardonado con el premio “Comunidad” de Amcham
“La iniciativa garantiza un empleo digno y un ingreso económico estable”, comentó Marcela Cano, administradora de Responsabilidad Social de Cemex Costa Rica. Esteban Monge/LA REPÚBLICA
Enviar

Cemex galardonado con el premio “Comunidad” de Amcham

Proyecto de cultivo de hortalizas hidropónicas en Abangares

Una pequeña empresa dedicada al cultivo de hortalizas hidropónicas garantiza que ocho mujeres de Abangares en Guanacaste generen ingresos y mejoren la calidad de vida de sus familias.

201412120023590.pag22.jpg
También permite que los vecinos de la comunidad tengan acceso a alimentos frescos, sin agroquímicos y a un precio accesible. Además, una gran parte de los cultivos son destinados a las escuelas y el CEN Cinai.

Se trata del proyecto Ebenezer, de la compañía Cemex, con el acompañamiento técnico del Instituto de Innovación y Transferencia de Tecnología Agropecuaria del Ministerio de Agricultura (MAG).
Desde el año 2013 se inició con la construcción de la casa de malla hidropónica en un terreno de 600 metros cuadrados, propiedad de la cementera, que fue cedido a  este grupo de personas.
En la zona se producen lechugas, tomates, culantro, repollo, chiles dulces, rábanos y coliflor. 
Gracias a esta iniciativa, Cemex fue galardonada por la Cámara Costarricense – Norteamericana de Comercio (AmCham), debido a su aporte al mejoramiento social, económico y ambiental.
“Antes de pertenecer al proyecto, estas mujeres se encontraban desempleadas y algunas incluso realizaban trabajos de tipo informal y mal remunerados”, comentó Marcela Cano, administradora de Responsabilidad Social de Cemex.
La tecnología utilizada en el cultivo es hidroponía en un ambiente protegido llamado casa de malla, que crea una barrera física entre el cultivo y el medio ambiente, con la finalidad de simular un microclima favorable donde se pueda dar el desarrollo de las plantas para obtener cosechas de mayor calidad.
“A partir de los resultados de un estudio de necesidades que realizó Cemex en 2010, en las comunidades aledañas a sus operaciones, la empresa se planteó como una de sus prioridades de trabajo, promover los encadenamientos productivos y la autosuficiencia de sus vecinos, así como el empoderamiento de grupos vulnerables”, aseguró Cano.
De este modo, la cementera inició, junto a un grupo de personas de la comunidad, un proceso de selección y factibilidad de actividades productivas e ideas de negocio que pudieran ser llevadas a la práctica por sus vecinos.
Las mujeres fueron capacitadas por colaboradores de la compañía y expertos del MAG.

 

Fabiola Vargas
[email protected]
@FabiVSola

 


Ver comentarios