Enviar
Cemex pide arbitraje por nacionalización en Venezuela

Monterrey
EFE

La empresa mexicana Cemex, tercer productor mundial de cemento, solicitó el arbitraje internacional del Banco Mundial (BM) para resolver las controversias con Venezuela tras la expropiación de los activos de su filial en el país suramericano, informó la compañía.
Un portavoz de Cemex dijo que el Centro Internacional para el Arreglo de Diferencias por Inversiones (CIADI), del BM, se encarará de mediar en el proceso de negociaciones con el Gobierno de Hugo Chávez para lograr un acuerdo tras la nacionalización de Cemex Venezuela.
Chávez expropió en agosto de este año los activos de las compañías de cemento internacionales que operaban en Venezuela: la suiza Holcim, la francesa Lafarge y Cemex.
Las dos primeras alcanzaron un acuerdo para venderlos a un precio pactado con las autoridades venezolanas.
Sin embargo, Cemex se negó aceptar lo ofrecido por el Ejecutivo de Caracas por lo que ha interpuesto un recurso de arbitraje internacional.
El Gobierno de Chávez rechazó pagar el monto pedido por la compañía, de alrededor de $1.300 millones, argumentando que sus activos estaban sobrevalorados y ofreció menos de la mitad de lo exigido.
Según el portavoz de Cemex, el CIADI le confirmó que “ya fue recibida y registrada la solicitud para el arbitraje internacional”, anunciada en agosto pasado, para lograr un acuerdo sobre una compensación económica por la nacionalización.
“Lo que sigue es que el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias, con sede en Washington, designe la oficina que será la que lleve el arbitraje”, afirmó.
La fuente añadió que la empresa ya tiene el acuse de recibo del organismo del Banco Mundial para que medie en el conflicto.
Cemex mantiene una demanda con el Gobierno de Venezuela para que le pague la expropiación de sus activos los alrededor de $1.300 millones que exige.
La empresa mexicana fue creada en Monterrey, norte de México, en 1906 y actualmente opera en más de 50 países con ventas anuales promedio de $15 mil millones.
Sus instalaciones en Venezuela representaban el 3% de las operaciones mundiales del grupo.
Ver comentarios