Celso Gamboa podría tener las horas contadas como magistrado
Celso Gamboa, magistrado de la Sala III, fue también ministro de seguridad de Luis Guillermo Solís. Archivo/La República
Enviar

Este lunes Celso Gamboa, magistrado de la Sala III, sería destituido por la Asamblea Legislativa.

Para ello, al menos 38 diputados tendrían que votar su despido.

Sin embargo, es casi un hecho que el magistrado tiene las horas contadas en el cargo, no solo porque la Corte Suprema de Justicia solicitó su salida, sino porque anteriormente los diputados concluyeron que su accionar no ha sido transparente.

En ese sentido, los legisladores consideran que mintió bajo juramento en la comisión investigadora y que no supo explicar adecuadamente la relación que sostuvo con el empresario cementero Juan Carlos Bolaños.

A Gamboa se le relaciona con una supuesta red de tráfico de influencias en el Poder Judicial, la Asamblea Legislativa y la Presidencia de la República, para favorecer al empresario cementero, quien en estos momentos se encuentra bajo prisión preventiva.

Mientras tanto, Gamboa niega los cargos y ha señalado que se trata de un ataque político en su contra.

Esta no sería la primera vez que la Asamblea Legislativa destituye a un magistrado, ya que en 2014, aprobó la salida de Óscar González.
 


Ver comentarios