CCSS pide vigilar con lupa alimentación de población infantil
Enviar

La buena alimentación es un tema de gran relevancia, por eso los padres, madres y encargados deben estar al tanto de la población infantil. Este es el llamado que están haciendo autoridades y grupos técnicos de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), en virtud del impacto del sobrepeso y la obesidad en el territorio nacional.

De acuerdo con el Primer Censo Escolar Peso-Talla 2016, realizado por el Ministerio de Salud en 4.200 escuelas públicas, semiprivadas y privadas, el 20% de los estudiantes padece sobrepeso y un 14% obesidad. Estos niños tienen una alta posibilidad de ser adultos con enfermedades cardiovasculares y padecimientos crónicos como la hipertensión o la diabetes.

La doctora María Eugenia Villalta Bonilla, gerente médica de la CCSS, dijo que es urgente ponerles mucha atención a los hábitos alimentarios de los niños y niñas, si se quiere protegerlos de enfermedades crónicas. Una de las preocupaciones de la doctora Villalta es que padecimientos como la diabetes, la hipertensión, las cardiopatías están apareciendo a edades cada vez más tempranas.

El estudio permitió determinar que el mayor índice de esta población, se ubica en las provincias de Heredia, San José y Cartago; sin embargo, otras como Alajuela, Puntarenas, Guanacaste y Limón tienen porcentajes que oscilan entre el 30,9% y el 33,3%.

Una de las inquietudes de los especialistas es el bajo consumo de frutas, ensaladas o vegetales, las deficiencias que se producen en su hidratación y en el desayuno y por el contrario el alto consumo de carbohidratos, azúcares y grasas que están alterando los índices de peso de la población infantil costarricense.

Tanto la doctora Villalta como la doctora Marlen Montoya Ortega, nutricionista del Programa de Normalización de la Atención del Niño y la Niña de la CCSS, coincidieron en que una alimentación saludable y hábitos alimentarios adecuados, permiten a los niños y niñas desarrollar un óptimo bienestar físico, mental y social y reducir el impacto de las enfermedades crónicas.

Recomendaciones alimentarias

  • Brinde lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida, continúe con lactancia materna hasta los dos años y más, pues la leche materna, después de los seis meses, sigue siendo una fuente importante de nutrientes.
  • Comience con la introducción de otros alimentos además de la leche materna a partir de los seis meses de edad.
  • La cantidad de alimentos que un niño debe consumir en cada tiempo de comida es diferente que la de los adultos.
  • Evite que consuman diariamente confites, repostería, frituras o refrescos artificiales.
  • Incentive el consumo de agua.
  • Recuerde, deben consumir meriendas nutritivas.
  • Ofrézcales frutas y vegetales de temporada: espinacas, brócoli, zanahoria, ayote sazón, entre otros.
  • El menor debe consumir diariamente arroz y frijoles u otros alimentos básicos como los garbanzos y las lentejas. Esta recomendación está indicada, según su edad.
  • Promueva el consumo de alimentos de origen animal: huevos, queso, según las posibilidades de la familia.
  • Deben consumir alimentos en horarios establecidos.
  • Prepare los alimentos en casa.
  • Sirva los alimentos en forma atractiva, incluyendo diferentes sabores, colores, texturas y olores.
  • Promueva que el niño mastique los alimentos, esto ayudará en su sistema digestivo.
  • Recuerde que los padres deben ser ejemplo de hábitos saludables.
  • Evite usar alimentos como recompensa o castigo.
  • Recuerde que antes de comer, se deben lavar las manos con agua y jabón.
  • La buena nutrición, los constantes cuidados afectuosos y el estímulo para aprender en los primeros años de vida ayudan a los niños y niñas a obtener mejores resultados escolares y a estar sanos.

Ver comentarios