Enviar
¡Cayó Goyenaga!
Ministerio de Deportes será asumido temporalmente por el titular de turismo
Menos de un año después de que la presidenta de la República, Laura Chinchilla, la confirmara en su puesto, contra viento y marea, Giselle Goyenaga, ministra de deportes, puso su renuncia ayer ante el Consejo de Gobierno.
Goyenaga adujo razones personales que le impedirían seguir cumpliendo con las funciones asignadas, y su partida se da pocos días después de que saliese a la luz pública una investigación que se está realizando a altos jerarcas del Instituto Costarricense del Deporte y la Recreación (Icoder).
Si bien por el momento no se habla de sustitutos, ayer se dio a conocer que será el actual ministro de turismo, Carlos Ricardo Benavides, quien asuma temporalmente el cargo, como recargo a sus funciones normales.
Chinchilla aceptó la renuncia y le agradeció a Goyenaga por temas como la obtención de la sede para nuestro país de los Juegos Centroamericanos del 2013, entre otras cosas.
Goyenaga estuvo en el ojo de la tormenta en diciembre pasado cuando tuvo una pésima participación en el foro deporte y paz en Mónaco, por lo que fue sumamente criticada, máxime que el país gastó mucho dinero en ese viaje. Por eso, ya desde principio de enero se venía rumorando que los días de Goyenaga estaban contados y que era inminente la “renuncia” de la Ministra, e incluso también se cuestionaba en el ambiente deportivo, cómo la maratón internacional, organizada por una persona muy cercana a la ministra, iba a ser parte de las actividades de inauguración del nuevo Estadio Nacional.
El primer paso en falso de Goyenaga durante su gestión lo dio desde un principio, cuando impulsó el nombramiento del ex jugador Austin Berry como Director de Deportes del Icoder, sin tener éste los requisitos correspondientes.
Ayer, durante el Consejo de Gobierno, el ministro de la presidencia, Marco Vargas, se aferró a que la partida de la ahora ex ministra no fue destitución, sino que Goyenaga tiene otros proyectos personales.
Por su parte, Benavides recalcó que sobre todo, vigilará la buena marcha en lo referente a la inauguración del nuevo estadio. Agregó que si bien su nombramiento no tiene plazo, “ no cesará antes de la inauguración (del estadio) y de poder encontrar un mecanismo mucho más sólido para el establecimiento de la próxima persona que de manera definitiva, con su equipo, pueda hacer cargo de ese importante sector”.
Vargas recalcó que en este impasse, debería tramitarse la Ley del Deporte que le daría un marco jurídico y un presupuesto real al Ministerio del Deporte.

Luis Rojas
[email protected]

Ver comentarios