Enviar
Cavendish en la cima
El costarricense Andrey Amador se ubica en el puesto 85 del Giro a Italia

El británico Mark Cavendish, campeón mundial, ganó el primer sprint del Giro de Italia al imponerse en la meta de la segunda etapa, de 206 kilómetros con salida y meta en un circuito urbano de la ciudad danesa de Herning.
Por su parte, el costarricense Andrey Amador Bikazakova, quien corre con el Team Movistar, llegó con el lote puntero (puesto 74) y el mismo tiempo del ganador de la etapa, con un crono de 4horas 53min 12seg.
Con esta posición Amador se mantiene en el puesto 85 de la clasificación general a 53 segundos respecto al líder del Giro el estadounidense Taylor Phinney de BMC.
En la primera etapa que fue una contrarreloj Andrey ocupó la casilla 87, de entre 198 participantes.
Ayer Cavendish logró abrirse hueco por el centro del grupo para batir cómodamente al australiano Matthew Goss (GreenEdge) después de pedalear durante cuatro horas, 53 minutos y 12 segundos.
Los aficionados acudieron en masa para contemplar el paso de los ciclistas, formando, a veces, pasillos similares a los que se producen en las etapas montañosas de las grandes vueltas.
Los equipos de los mejores velocistas solo empezaron a trabajar en los 100 últimos kilómetros, después de pasar la única dificultad de la jornada, el alto de Ostenberg, de cuarta categoría.
A partir de ahí, el Sky del británico Mark Cavendish, el mejor velocista del pelotón, se tomó en serio la tarea de caza, en la que empezaron a colaborar el BMC y el Saxo Bank. La diferencia de los fugados fue cayendo a razón de un minuto cada diez kilómetros.
A ocho kilómetros del final, una avería en la cadena dejó descolgado al líder, Taylor Phinney, que durante unos segundos fue remolcado por el coche de su equipo. El estadounidense, con la ayuda de tres compañeros, se reintegró al pelotón a cuatro de la meta.
Una caída en las cercanías de la meta redujo los candidatos en el sprint, y Cavendish cumplió los pronósticos.
La tercera etapa danesa del Giro conducirá este lunes a los corredores por un trayecto de 190 kilómetros con salida y llegada en la ciudad de Horsens, cuyo alcalde murió ayer de un ataque cardiaco.

Cristian Williams y EFE
[email protected]

Ver comentarios