Castro arranca gira por Europa
Enviar
Canciller denunció ayer a las autoridades de Inglaterra el abuso de Nicaragua en suelo costarricense
Castro arranca gira por Europa
Ante interés de México y Guatemala de mediar en el conflicto, diplomacia nacional deja claro que no negociará hasta que el vecino del Norte abandone Isla Calero

Londres fue la primera ciudad que el canciller René Castro eligió para arrancar su gira por varios países de Europa, donde denuncia la violación a la soberanía nacional que sufre Costa Rica, por parte de Nicaragua.
Ayer el jerarca de la diplomacia nacional hizo escala en Inglaterra, para reunirse con Henry Bellingham, ministro de Estado para las Naciones Unidas y los Conflictos de esta nación.

En la reunión que tuvo lugar en la sede la Cancillería británica, Castro aprovechó para exponer la invasión militar que sufre el país por parte del vecino del Norte; así como sobre la devastación causada al humedal de Isla Calero, donde Nicaragua desarrolla un canal artificial a la fuerza.
El Canciller también comunicó las gestiones diplomáticas que realiza el país, con la finalidad de lograr el retiro inmediato de las tropas nicas de territorio costarricense y sobre las audiencias de la semana pasada en la Corte Internacional de Justicia de La Haya, instancia judicial, donde Costa Rica solicitó medidas cautelares para detener la devastación ambiental en la zona en conflicto, mientras este órgano emite una sentencia, que podría conocerse hasta dentro de cuatro años.
Además del encuentro con Bellingham, Castro visitó la Cámara de los Lores, donde dialogó con parlamentarios del grupo para Centroamérica. Durante la reunión, fue recibido por Chris Huhne, secretario de Estado de Energía y Cambio Climático, con quien además de denunciar el conflicto con Nicaragua, conversó sobre la agenda bilateral e internacional en materia de cambio climático y el interés del país en que empresas británicas inviertan en suelo nacional en proyectos de energía renovable.
Si bien la gira de Castro continuará hoy, no se conoce el nombre de la nación que visitará, pues prefiere mantenerlo en secreto para que el vecino del Norte no conozca a cabalidad la estrategia costarricense.
Entre tanto, mientras Costa Rica cabildea en Europa, un grupo del Ministerio de Relaciones Exteriores viajó a Cuernavaca-México para participar ayer en una reunión auspiciada por el país azteca y Guatemala.
Durante el encuentro, la delegación nacional encabezada por Melvin Sáenz, embajador en Nicaragua, dejó claro que el país no sostendrá ningún diálogo directo con su vecino, hasta que no se dé el retiro de las fuerzas militares y personal civil de Isla Portillos, en un sector conocido popularmente como Isla Calero.
Asimismo, los diplomáticos reiteraron que el conflicto con Nicaragua, no es una controversia limítrofe, sino una violación al territorio costarricense, con ocupación ilegal y daño ambiental.
“En esta reunión únicamente dialogaremos formalmente con Guatemala y México”, naciones hermanas a las que Costa Rica ha expresado el “reconocimiento y agradecimiento por la constructiva y desinteresada participación”, explicó Sáenz.
Hasta el momento, Costa Rica acudió a la Organización de los Estados Americanos, la Convención sobre Humedales y la Corte de La Haya como solución pacífica al conflicto, sin encontrar todavía una respuesta satisfactoria.

Natasha Cambronero
[email protected]

Ver comentarios