Logo La República

Domingo, 16 de diciembre de 2018



BLOOMBERG


Caso de UBS acorrala a clientes de Credit Suisse

| Sábado 19 septiembre, 2009



Caso de UBS acorrala a clientes de Credit Suisse

Nueva York -- El acuerdo por $780 millones entre UBS AG y las autoridades de Estados Unidos para evitar un procesamiento por ayudar a estadounidenses a eludir sus obligaciones fiscales ha abierto una caja de Pandora para los bancos del mundo entero.
Un programa fiscal del Gobierno estadounidense que alienta a los clientes de UBS a evitar una investigación penal declarando sus cuentas bancarias de fuera del país antes del 23 de septiembre está provocando un torrente de declaraciones de clientes de Credit Suisse Group AG y Julius Baer Holding AG, ambos con sede en Zúrich, LGT Group, de Liechtenstein y Bank Leumi Le-Israel Ltd., dijeron asesores fiscales.
Todo ello podría dar al Servicio de Impuestos Internos de Estados Unidos (IRS) munición para apuntar a otros gestores de grandes patrimonios en el exterior en un entorno en que el IRS intenta acabar con la evasión fiscal. UBS, el mayor banco de Suiza, que evitó su procesamiento el 18 de febrero cuando admitió haber ayudado a estadounidenses a eludir impuestos, pagó una multa de $780 millones y reveló datos secretos de 250 clientes. En agosto, UBS acordó revelar los de otros 4.450 clientes para cerrar una demanda de Estados Unidos reclamando más datos.
“Es muy posible que el IRS pueda obligar a otros bancos porque tendrán información específica que les permitirá presentar cargos penales concretos ante los tribunales estadounidenses”, dijo Robert Fink, asesor fiscal en Kostelanetz & Fink en Nueva York. “Este asunto podría propagarse como el fuego”.
El programa de declaraciones voluntarias y el acuerdo entre Estados Unidos y UBS están contribuyendo a la campaña de Estados Unidos para combatir la evasión fiscal fuera del país persiguiendo a instituciones financieras e intermediarios, como despachos de abogados, dijo el pasado 19 de agosto el responsable del IRS, Doug Shulman. Estados Unidos pierde $100.000 millones anuales mediante la evasión fiscal fuera del país, según estimó el senador Carl Levin.
Fink, cuya firma gestionó más de 250 declaraciones voluntarias, dijo que sus clientes declararon al IRS cuentas en una docena de bancos suizos, así como de Alemania, Inglaterra, Italia, Bélgica, Singapur y Hong Kong. Lawrence Horn, abogado en Sills Cummis & Gross en Newark, Nueva Jersey, dijo que sus clientes declararon cuentas en Bank Hapoalim Ltd. en Israel, así como en bancos en las Bahamas, Granada y las Islas Caimán.
Tras los clientes de UBS, los titulares de cuentas en Credit Suisse, con sede en Zúrich, han sido el mayor colectivo que ha hecho declaraciones al IRS, dijeron Fink y Scott Michel, abogado en Caplin & Drysdale en Washington.
“Creemos firmemente que contamos con los estándares de cumplimiento adecuados y que respetamos todas las leyes aplicables”, dijo por correo electrónico David Walker, portavoz de Credit Suisse.
Karina Byrne, una portavoz de UBS, no devolvió inmediatamente las llamadas en busca de comentarios.
Representantes de LGT Group, Bank Hapoalim y de Julius Baer no estaban disponibles para hacer un comentario dentro del horario habitual de trabajo.
Chaim Fromowitz, de Bank Leumi USA, declinó hacer comentarios.
Miles de estadounidenses deben decidir antes del 23 de septiembre si revelan las cuentas al IRS con lo que posiblemente se enfrenten a impuestos atrasados y a multas, o si mantienen sus activos sin declarar y se arriesgan a ser procesados penalmente. El Departamento de Justicia ha procesado hasta ahora a dos banqueros de UBS, cinco de sus clientes estadounidenses, un asesor de Liechtenstein, un abogado suizo y a un gestor de Neue Zuercher Bank, con sede en Zurich.
“La cuestión es si el Gobierno estadounidense hará el mismo esfuerzo en conseguir los nombres de titulares de cuentas en Credit Suisse, Julius Baer y LGT como hizo en UBS, y si no, ¿por qué no?, dijo Horn.