Logo La República

Lunes, 12 de noviembre de 2018



COLUMNISTAS


Caso Arias: ¿gallo o gallina?

Luis Alberto Muñoz [email protected] | Viernes 25 febrero, 2011



Caso Arias: ¿gallo o gallina?


El gran “escándalo” y revuelo contra Rodrigo Arias generó entre otras cosas la formación de una comisión legislativa para “indagar” si él influyó o no en que la Fiscalía detuviera una investigación en su contra.
El problema es que se ha presentado en cabos sueltos, con canicas en la boca, una presunta “sucesión de hechos” que permite (para quienes ahora les conviene verlo así) recurrir a vagas interpretaciones, poco precisas, pero que sí son incisivas al mancillar la imagen de seres humanos, antes que nada, pero que también son figuras políticas de relevancia.
Por esta razón, me parece trascendental la necesidad de que se contraste con claridad “lo que se ha dicho” frente a “lo que se ha querido señalar”, pues hasta el momento, tras toda la bulla y alharaca mediática, las comparecencias en esa comisión parecen más un juego de “gallo o gallina”.
Es decir, no es coherente por un lado rasgarse las vestiduras y apuntar con dedo acusador a altos funcionarios, como Jorge Chavarría, fiscal general, por haber, según ellos, “cambiado su versión”, mientras por otro lado se incurre en lo mismo a la hora de hacer elucidaciones públicas.
En tres ocasiones, un diario aduciendo investigaciones periodísticas publica, el lunes 24 de enero, textualmente: “la cancelación de la indagatoria a Rodrigo Arias se produjo luego de que el exministro de la Presidencia llamara al ministro de Seguridad, José María Tijerino, y este, a su vez, hablase con la fiscala adjunta que lleva el caso de Arias”.
El domingo 23 de enero, vuelvo textualmente: “La cancelación de la indagatoria se produjo luego de que el exministro de la Presidencia llamara al ministro de Seguridad, José María Tijerino, y este, a su vez, hablase con la fiscal adjunta que lleva el caso de Arias”.
El sábado 22 de enero, “La cancelación se produjo luego que Arias llamara al ministro de Seguridad, José María Tijerino y este, a su vez, hablara con la fiscala que llevaba el caso”.
Sin embargo, esta semana en declaraciones juradas en la comisión, los autores de estos artículos aducen: “No hemos dicho que él (Rodrigo Arias) influyó en la decisión que se tomó. Nosotros simplemente hemos escrito una relación de hechos que muchos han interpretado de diferentes maneras, pero no es nuestro propósito investigar si ha habido influencias”.
De esta manera, queda entonces aquí expuesta la otra cara de la moneda, una “relación de hechos”, en este caso detrás de la noticia, que muestra substanciales incoherencias.

Luis Alberto Muñoz