Casi 10 mil familias recibieron bono de vivienda en 2014
Varios proyectos habitacionales usaron parte de los ¢73 mil millones, disponibles para personas de bajos recursos.
Enviar

Inversión supera los ¢73 mil millones

Casi 10 mil familias recibieron bono de vivienda en 2014

Se aprobaron 22 proyectos en todo el país

Unas 9.800 familias de escasos recursos se vieron beneficiadas con el otorgamiento de un bono de vivienda este año, lo que significó una inversión de ¢73.200 millones.

201412302240310.n22.jpg
Con esto, además se aprobó el financiamiento a 22 proyectos, tanto habitacionales como de Bono Comunal.
Entre los proyectos de mayor envergadura aprobados durante 2014 figuran El Cacao, en Santa Cruz de Guanacaste, con una inversión de ¢23.522 millones, donde se reubicará a 169 familias que viven en extrema necesidad o en zonas de riesgo de ese cantón.
Otros proyectos importantes por su tamaño y por el tipo de familias atendidas son el Boulevard del Sol III en Puntarenas (¢806 millones), donde se beneficiará a 60 familias en situación de extrema necesidad o residentes en tugurios; Conjunto Residencial Turrubares (¢1.421 millones), para 54 familias en pobreza de ese cantón josefino, y Los Pinos (¢742 millones) en Volcán de Buenos Aires, para 53 familias campesinas de la Zona Sur.
Con recursos del programa de Bono Comunal, se aprobó el financiamiento para mejorar calles, aceras, señalización, dotación de servicios y áreas de esparcimiento en el Sector 8 de Los Guido en Desamparados, en beneficio de las 200 familias habitantes de esa comunidad, así como la construcción de una planta de tratamiento de aguas residuales para la comunidad de Las Brisas en La Unión, con lo cual, 308 familias de ese asentamiento mejorarán su calidad de vida. Ambos proyectos representan una inversión sumada de ¢1.384 millones.
Por otro lado, un total del ¢20.150 millones desembolsó en 2014 (corte al 12 de diciembre) el Banco Hipotecario de la Vivienda (Banhvi) en créditos a las entidades autorizadas del Sistema Financiero Nacional para la Vivienda (SFV), con el propósito de que estas, ya sean mutuales, cooperativas o bancos, pongan dichos recursos a disposición del público, como préstamos para vivienda a familias de clase media.
Los fondos que el Banhvi utiliza para préstamos a entidades tiene un origen diferente a los que se destinan a bonos de vivienda. Provienen del Fondo Nacional para Vivienda (Fonavi), el cual busca obtener recursos y canalizarlos hacia las entidades autorizadas para que, tanto ellas como el mismo banco, mantengan una adecuada rentabilidad y capitalización.
La gestión del Fonavi se compone principalmente de actividades relacionadas con la captación de recursos y su colocación, mediante financiamiento a las entidades autorizadas del Sistema Financiero Nacional para la Vivienda.

Fabio Parreaguirre
[email protected]
@fabiopLR



Ver comentarios