Casa Blanca baja previsión de crecimiento
Enviar
Casa Blanca baja previsión de crecimiento

Washingnton -- La Casa Blanca bajó ayer en cuatro décimas la previsión de crecimiento para Estados Unidos para 2008, hasta colocarla en el 2,7%.
Ed Lazear, presidente del Consejo de Asesores Económicos del presidente George W. Bush, achacó la reducción al agudizamiento de la crisis inmobiliaria y a la menor productividad del país.
Pese a la revisión, los pronósticos de la Casa Blanca aún superan los cálculos de la Reserva Federal, que estima que el Producto Interior Bruto (PIB) de Estados Unidos crecerá en 2008 de un 1,8 a un 2,5%. Seis meses antes la misma institución proyectaba un crecimiento de entre 2,5 y 2,75%.
“La caída en el mercado de la vivienda ha sido más pronunciada que lo vaticinado, pero nosotros seguimos esperando un ritmo robusto de crecimiento para el año próximo”, apuntó.
“A pesar del impacto de los problemas en el sector inmobiliario, el índice de desempleo se ha mantenido estable, y nosotros esperamos que suba al 4,9% en la primera mitad de 2008 antes de que retorne al nivel del 4,8%”, añadió.
Lazear indicó que el impacto de la crisis inmobiliaria se extenderá por la primera mitad del año próximo y destacó que los salarios “han tenido un crecimiento fuerte en los últimos tres años” y creen que así continuará.
“La clase media está ahora en mejores condiciones que en 2000”, según el funcionario.
“También es cierto que el segmento de ingresos más altos ha tenido un crecimiento del ingreso más rápido que los segmentos de menores ingresos, pero esa ha sido la tendencia de los últimos 25 años y así continúa”, afirmó.
El Departamento de Comercio informó ayer que el PIB de Estados Unidos creció entre julio y septiembre a un ritmo del 4,9% anual, esto es un punto porcentual más que su cálculo preliminar.
Lazear explicó que “dos tercios de ese crecimiento ocurrió después de que hiciera impacto la restricción del crédito” derivada de la crisis de las hipotecas de alto riesgo, por lo que la economía capeó bien el temporal inicialmente, en su opinión.
“No nos dormimos en los laureles y somos muy conscientes de que la crisis del crédito tendrá un impacto significativo”, admitió.
Aún así, resaltó que “las ganancias de las empresas siguen siendo altas, las empresas tienen mucho dinero para invertir y el gasto de los consumidores se mantiene robusto”.

Ver comentarios