Enviar
Jóvenes y adultos con impedimentos físicos o intelectuales desarrollarán sus talentos y recibirán educación
Cartagineses con discapacidad tendrán acceso a la tecnología
Centro Tecnológico dará más oportunidades sociales y de empleo

Los jóvenes y adultos cartagineses que tengan algún tipo de discapacidad tendrán la oportunidad de desarrollar sus destrezas en el uso de tecnología de información, gracias a la apertura de un Centro Tecnológico dirigido a esta población.
Caminemos de la Mano es el nombre del proyecto que desde ahora está ubicado en el Colegio Braulio Carrillo en Oreamuno de Cartago y ofrecerá capacitación, orientación vocacional, aplicaciones tecnológicas, desarrollo de pequeñas empresas, educación social, responsabilidad cívica, y desarrollo personal.
El objetivo de este centro es ofrecer mayores oportunidades sociales, económicas y laborales a las personas con discapacidad y su apertura forma parte del Programa de Oportunidades para el Empleo a través de la Tecnología en las Américas (POETA) que desarrolla la Fundación para las Américas (Trust for the Americas).
“El programa reúne tres componentes para lograr que las personas con discapacidad aprovechen su potencial: centros de oportunidades digitales de inclusión, preparación para el mundo del trabajo y campañas de sensibilización”, asegura Beatriz Slooten, coordinadora nacional de POETA y representante del Trust.
Este será el cuarto Centro Tecnológico del país, los tres primeros se encuentran en el Liceo Villareal de Tamarindo, la Fundación Omar Dengo en San José y en el ICAES en Coronado.
Viviana Araya es uno de los ejemplos de superación de este proyecto, ya que pese a su discapacidad cognitiva, se graduó del programa y hoy se desempeña como asistente de profesora de computación.
Así como Viviana, los jóvenes que participan en los distintos centros tienen la oportunidad de desarrollar habilidades tecnológicas, participar en actividades sociales e incrementar sus posibilidades de empleo.
Contar con un programa que se adapte a sus necesidades y a la vez les permita incorporarse al mercado laboral, es una gran alternativa para las personas con discapacidad.
Estas pueden aprender informática y aprovechar las oportunidades sin importar sus habilidades funcionales, pues los centros se encuentran equipados con un software de Microsoft adaptable a las necesidades visuales, motoras, auditivas, lingüísticas y de aprendizaje de cada individuo.
Invertir en programas de educación, capacitación e innovación es fundamental, ya que contribuye al desarrollo de la sociedad, afirma Microsoft, que promueve esta iniciativa.
“Tenemos la certeza de que si contribuimos a proporcionar las herramientas y la capacitación técnica adecuada, es posible crear oportunidades sociales y económicas para los individuos y comunidades”, aseguró Vilma Villalobos, gerente de Asuntos Corporativos de Microsoft.
La iniciativa cuenta también con el apoyo de la Fundación SOS para la Paz Universal, Fundación CRUSA y el Departamento del Trabajo de Estados Unidos.
Para que los centros POETA sean una realidad, el aporte económico es fundamental, por eso el programa busca aliarse a empresas que se identifiquen con la población con discapacidad e inviertan en su educación.
Actualmente el proyecto se desarrolla en 20 países y cuenta con más de 80 centros de capacitación en el uso del software especial.

Silvia Pardo
[email protected]
Ver comentarios