Enviar
Cartaginés jugará en el Saprissa
Disciplinario le castigó el “Fello” Meza con un juego y no apelará


Cristian Williams
[email protected]

Como era de esperarse, el Comité disciplinario de la Unafut, sacó el látigo y aunque no pegó con fuerza, al menos vetó por un partido el estadio José Rafael “Fello” Meza, de Cartago.
“Una multa de ¢365 mil por invasión de aficionados al terreno de juego, además un aficionado agredió al jugador de la Liga Deportiva Alajuelense Alfonso Quesada, se aplica el veto de uso de la cancha por un partido y al haber sido debidamente apercibidos anteriormente, en el acta ordinaria Nº10, por los mismos hechos, de conformidad con el articulo 72 inciso d) en relación con el articulo 3 y 22 párrafo segundo del Reglamento Disciplinario de la Unafut”.
Ese es el acuerdo del disciplinario, para enviar a los brumosos a jugar el partido de vuelta de la segunda ronda en su cancha alterna, o en la propia pero a puerta cerrada.
Cartaginés tenía la potestad de apelar el castigo, pero su presidente, José Luis Rodríguez, anunció que van a ser respetuosos del acuerdo del Comité disciplinario, aunque no comparten la suspensión ni las razones que la motivaron.
“Lo vamos a dejar así, no vamos a desgastarnos en batallas legales, sino que nos preparamos para la batalla deportiva en el buen sentido de la palabra, así que programaremos el domingo a las 4 p.m. en el estadio Ricardo Saprissa”, dijo el jerarca brumoso.
Rodríguez asegura que ningún aficionado agredió a nadie, que la invasión fue pasiva y que por lo tanto el castigo no procedía, desconociendo la agresión de que fue objeto Alfonso Quesada.
“Podíamos jugar sin público, pero por la acción de un grupo minúsculo de aficionados de Cartago o la Liga no vamos a castigar a toda nuestra afición, por eso mejor jugamos en el Saprissa”, amplió José Luis.
El presidente de Cartago tiene claro que salir del Fello Meza les afecta en la parte deportiva, ya que “no hay como jugar en casa”, mientras que en la parte administrativa y hasta económica, siente que no hay mayor diferencia.
Pero los brumosos no solo se ven afectados con la suspensión de su cancha, sino que sus arcas recibieron un fuerte castigo, ya que el total de las multas asciende a los ¢763 mil.
De eso ¢130 mil corresponden al castigo a José Villalobos de un partido y una multa de ¢20 mil por acumular cinco tarjetas amarillas, Martín Arriola: dos juegos y ¢74 mil de multa y William Brenes, preparador de porteros, un encuentro y ¢36 mil.
Al equipo también se le multó con ¢102 mil debido a que en el min. 95 se detuvo el encuentro por el ingreso de un aficionado al terreno de juego, ¢51 mil por lanzamiento de objetos al terreno de juego y ¢115 mil debido a que después del min. 95 escondieron los balones algunos junta bolas.
Ver comentarios