Carne de cerdo sufre su peor retroceso por exceso de oferta
Una vendedora escoge un pedazo de cerdo en una carnicería en China, principal consumidor mundial de carne. Bloomberg/La República
Enviar

Jamón, tocino, costillas, chuletas... si tiene que ver con el cerdo, los precios están por el piso.

La oferta enorme aparece en un periodo de poca demanda de exportaciones. China, que en el primer semestre del año aumentó sus compras de carne de cerdo estadounidense más del doble, ahora las frenó. La devaluación del peso pone en peligro los envíos a México, destino del 40% del jamón de Estados Unidos. Los precios mayoristas para cortes de carne de cerdo como el jamón y las costillas son los más bajos para esta época del año desde 2009. Los fondos de cobertura están insinuando que probablemente la carne siga siendo barata, en tanto los especuladores redujeron sus apuestas en un aumento del cerdo en cuatro de las últimas cinco semanas.
“Hay una nube negra sobre todo el mercado”, dijo Dustin Guy, corredor de PCI Advisory Services en Waucoma, Iowa. “Las cifras de los mataderos asustaron a la gente y la hicieron evitar apostar a largo plazo en el mercado”.
Los futuros de cerdos para entrega en diciembre cayeron un 6,4% y tocaron 43,975 centavos por libra en la Chicago Mercantile Exchange, el precio más bajo para uno de los contratos más activos según el volumen abierto desde 2009. El contrato retrocedió 32% el trimestre pasado. Fue el declive más fuerte en el Bloomberg Commodity Index, que monitorea los retornos de 22 materias primas.
La producción de carne de cerdo creció un 10% en agosto y ascendió a 2.150 millones de libras, según datos del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) publicados el 22 de setiembre. Es probable que la tendencia continúe en tanto las cifras semanales muestran que el número de animales abatidos subió de forma consistente en setiembre en relación a un año atrás. La oferta de cerdo normalmente alcanza su pico el cuarto trimestre, lo que implica que están llegando incluso más animales. Este año, se proyecta que la producción de la carne en Estados Unidos será la más grande de la historia.
“Podríamos alcanzar no solo un récord, sino un récord obsceno de oferta”, dijo Rich Nelson, estratega jefe de Allendale en McHenry, Illinois.
Los productores se expandieron después que el grano barato volvió más sencillo el engorde; el peso promedio de un cerdo es de casi 95,7 kilos, unos dos kilos arriba del promedio en diez años. Al mismo tiempo, se esperaba que la demanda se mantuviera robusta en China, el principal consumidor mundial de carne de cerdo, después que los criadores del país realizaron matanzas selectivas de sus rebaños. Durante algunas semanas de abril y mayo las exportaciones superaron las 5 mil toneladas métricas, pero a mediados de setiembre se desplomaron por debajo de mil toneladas, muestran datos del USDA.
“Vamos a llegar al punto en el que no habrá vendedores nuevos” en el mercado de futuros, dijo Chad Henderson, presidente de Prime Agricultural Consultants en Brookfield, Wisconsin. “Ya se efectuó la mayor parte del movimiento descendente”.

Ver comentarios