Logo La República

Domingo, 18 de noviembre de 2018



NACIONALES


Cariblanco encendería turbinas en abril

Danny Canales [email protected] | Viernes 27 marzo, 2009



Inicio de operaciones en pleno verano ahorraría unos $35 millones
Cariblanco encendería turbinas en abril

• Trabajos serían concluidos un mes antes de lo previsto

Danny Canales
[email protected]

La planta hidroeléctrica Cariblanco, en Sarapiquí de Alajuela, reanudaría su producción de energía un mes antes de lo previsto.
Debido al avance de las obras, las autoridades energéticas estiman que las turbinas volverán a operar el mes entrante.
Ese proyecto energético salió de operaciones a principios de enero pues sufrió daños como consecuencia del terremoto que afectó la región donde está ubicado.
La entrada en operación de Cariblanco representaría un ahorro de $35 millones al Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), estimó Pedro Pablo Quirós, jerarca de ese organismo.
Ello por cuanto los 82 megavatios que dejó de proveer se han tenido que suplir con plantas que operan a base de combustibles, cuyo costo es hasta siete veces mayor.
Además el hecho de que la reanudación de operaciones se dé en el punto más alto del verano resta presión a eventuales cortes eléctricos, como se temió en un principio.
Cabe recordar que el país arrastra un faltante de energía debido a la poca inversión en nuevos proyectos contra el aumento en el consumo.
Esos dos factores, junto a los daños que sufrieron tres proyectos térmicos, provocaron los apagones eléctricos que se presentaron hace dos años.
Para evitar que eso se repita los técnicos del ICE están trabajando día y noche y hasta los fines de semana en la reparación de Cariblanco, afirmó Quirós.
El principal daño en la planta lo sufrieron los generadores de energía, luego que el cuarto de máquinas se inundara por una cabeza de agua producida por el terremoto.
El plan del ICE es que Cariblanco empiece a operar paulatinamente. Despegará a un 60% de su capacidad y en mayo estaría al 100%.
La inversión en los trabajos de reparación del plan hidroeléctrico es de $50 millones.
Para reparar los daños el ICE reclamó la póliza de $131 millones con el Instituto Nacional de Seguros.
Cariblanco entró en operación en mayo de 2007; sin embargo, sufrió un desperfecto ese mismo mes lo que provocó que saliera de operación por algunas semanas.
El proyecto aprovecha las aguas de los ríos Sarapiquí, María Aguilar, Cariblanco y Quicuyal para generar energía.
Otra buena noticia en materia energética que trascendió esta semana es la firma del decreto que le otorga $500 millones para fortalecer la red.
Con esos recursos aportados por el Banco Interamericano de Desarrollo se harán mejoras en la generación, distribución y transmisión de electricidad.
“Además se ampliará la cobertura en las áreas rurales”, aseguró el presidente del ICE.