Enviar

Cárceles centroamericanas son escuelas de delincuencia

201306040855031.carceles-cr.jpg
Expertos alertaron que las cárceles de Centroamérica se han convertido en escuelas del crimen y sobre la alta prevalencia del VIH y de enfermedades como la tuberculosis por el hacinamiento y sobrepoblación.

"Los Gobiernos centroamericanos deben enfrentar con la prioridad que se merece el tema de la sobrepoblación carcelaria, convertida hoy en una bomba de tiempo", indicó Ofelia Taitelbaum, defensora de los habitantes de Costa Rica.

"El hacinamiento lo único que produce es violencia y todo tipo de reacciones inapropiadas que no solo ponen en riesgo a los privados de libertad sino que a los custodios y todo lo que rodea a los centros de detención", subrayó Taitelbaum.

Las cárceles se han convertido en escuelas de delincuencia, porque no hay una distribución apropiada de su población.

Los Gobiernos deben hablar de una política preventiva del delito y trabajar con la población carcelaria para tratar de reinsertarlos a la sociedad.

La incorporación del "brazalete electrónico", indicó Taitelbaum, sería una alternativa para reducir el hacinamiento en las cárceles.

Las prisiones centroamericanas albergan a más de 74 mil personas cuando su capacidad es para unas 45 mil, de acuerdo con cifras dadas a conocer por los expertos de la región, que participaron en una videoconferencia.

La prevalencia de contagios del virus de inmunodeficiencia humana (VIH), causante del sida, en las cárceles "se multiplica" debido "al hacinamiento y a veces a la limitación" que tienen los presos para recibir orientación y tratamiento.

Además, el aumento de la tuberculosis en las cárceles también se produce por el hacinamiento y por la falta de aislamiento de los pacientes, que están contaminando al resto de privados de libertad. 

Ver comentarios