Cara factura pasa el déficit
Enviar
Se disparan intereses de deuda pública
Cara factura pasa el déficit

Pagamos contribuyentes el costo del dinero que el Estado pidió prestado

Los altos rendimientos prometidos en los títulos de deuda pública durante este año, son una cara factura que comenzaremos a cancelar en 2013.
Los contribuyentes pagarán casi $1,1 mil millones por concepto de intereses de deuda interna, lo cual significa un aumento del 30%.

Pagar estos intereses significará un cuarto del presupuesto nacional.
El apetito estatal por conseguir dinero para financiarse es una cara factura que tendrá consecuencias durante los próximos años.
La razón del aumento es que desde 2009 el Gobierno comenzó a emitir más bonos de deuda para cubrir su déficit.
Durante el último año la captación de recursos fue de casi $2 mil millones, lo cual equivale a un 4,5% de la producción nacional.
Además, para obligarlo a usted a pagar títulos públicos onerosos, se incrementó hasta en tres puntos porcentuales el interés para hacerlos atractivos a los inversionistas.
“La combinación de un mayor saldo de la deuda pública y una tasa de interés más alta son las razones de la subida en el pago”, dijo Alberto Franco, economista de Ecoanálisis.
La esperanza del Gobierno es que con la colocación de los eurobonos en el mercado internacional, en noviembre próximo, dejemos de pagar caro el dinero prestado.
La primera colocación en los mercados internacionales sería de $750 millones, dinero equivalente a los compromisos de deuda externa gubernamentales en los próximos meses.
El endeudamiento externo es una alternativa positiva porque a nivel internacional los intereses son bajos, lo que reduce el costo de la deuda.
Sin embargo, es el Estado el principal promotor de la subida de los tipos en el país debido a que cada vez pide más dinero prestado por obtener recursos para pagar salarios de los burócratas principalmente.
“El aumento en los intereses afecta, pero ya estamos viendo una disminución de los intereses de nuestras nuevas colocaciones”, argumenta Juan Carlos Pacheco, viceministro de Hacienda.
Sin embargo, la cancelación del premio por hacer los títulos apetecibles será la principal razón del incremento de la deuda pública en 2013.
Dentro de la composición del endeudamiento público es el concepto con un mayor dinamismo. De hecho la amortización apenas crecerá.
El Gobierno financiará casi la mitad del presupuesto con deuda.
Para el próximo año el gasto público aumentará un 7,7%, comparado con 2012, hasta llegar a los ¢6,4 billones.

Oscar Rodríguez
[email protected]

Ver comentarios