Enviar
Capitalización del Banco Central genera roces

• Para los promotores del proyecto de ley es necesario reducir los costos en que incurre el Central cuando emite; para el mercado ya son bajos

Agustina Cobas
[email protected]

Aunque el proyecto de capitalización del Banco Central persigue solamente un objetivo, que es darle más herramientas a esta entidad para controlar la inflación, el mercado de valores costarricense no parece verlo con buenos ojos.
El proyecto, que se encuentra en estudio en la Comisión de Asuntos Hacendarios de la Asamblea Legislativa, propone una serie de reformas a leyes que regulan los mercados bancario y bursátil, entre otras modificaciones.
A través de estas se le ampliaría al Banco Central de Costa Rica (BCCR) el espacio para tener bajo control uno de los principales dolores de cabeza de la economía: la inflación.
Una de las modificaciones que más polémica han generado en el mercado de valores es justamente la que pretende hacerse a la ley que regula el funcionamiento de este mercado.
Los propulsores del proyecto buscan darle al BCCR la posibilidad de crear mercados de liquidez, a través de los cuales la entidad pueda realizar las emisiones de títulos necesarias para recoger el exceso de liquidez en el mercado y controlar así la inflación.
Hasta ahora, si el Banco Central desea emitir bonos de estabilización monetaria, los que usa para captar el dinero excedente en el mercado, lo hace a través de las plataformas de la Bolsa Nacional de Valores (BNV).
Allí es donde los puestos de bolsa compran los títulos en nombre de los inversionistas, a quienes les cobran una comisión por realizar la transacción.
Uno de los elementos que señalan quienes impulsan el proyecto es que las comisiones cobradas por los puestos son elevadas, y que los inversionistas, al comprar un título del BCCR, esperan una tasa de interés que les compense la comisión que deben pagar, lo que obliga al emisor a ofrecer un rendimiento más alto, elevando los costos de la gestión de liquidez de la entidad.
Para los intermediarios consultados este argumento no es sostenible.
“Es un argumento tan falaz que no pasaría la prueba. Tenemos más de dos años en que Central y Hacienda captan cuando quieren, convocan lo que quieren, pagan las tasas que quieren, declaran desierta la subasta cuando quieren. ¿Quién en su sano juicio va a comprar ese argumento?”, opinó Danilo Montero, gerente de Grupo Interbolsa.
Los puestos de bolsa agregan que la comisión que se cobra al inversionista no es solo por realizar la compra, sino que comprende un valor agregado.
“Los inversionistas pagan una comisión por el valor agregado que les dan los agentes de bolsa. No solo buscan asesoría sino que les encuentre la mejor oportunidad, el BCCR no les va a aconsejar a qué plazo invertir o si se espera que las tasas suban o bajen; en todos los mercados los puestos cobran comisiones”, comentó Orlando Soto, gerente de Grupo financiero ACOBO.
Los intermediarios además argumentan que darle la posibilidad de crear una plataforma paralela lo único que haría es segmentar el mercado actual, generando distorsiones en la forma de valorar los instrumentos.
“En la medida que el BCCR puede crear un mercado, lo que hace es quebrar aún más el mercado que se tenga, porque podría haber uno, dos o tres precios para un mismo instrumento, y eso no favorece”, apuntó Montero.
Para los personeros del Ministerio de Hacienda, entidad que elaboró el proyecto de ley, crear un mercado donde el Central pueda gestionar su política monetaria le permitiría bajar los costos en que incurre para tratar de controlar la cantidad de dinero que se encuentra en la economía.
No obstante, están anuentes primero a buscar la forma de seguir haciendo las emisiones a través de las plataformas ya existentes, pero a costos más bajos.
“La primer alternativa no es crear un mercado, estamos en conversaciones con los compañeros de la BNV para lograr que el Central haga sus emisiones a costos más bajos”, comentó Guillermo Zúñiga, ministro de Hacienda.
Por otra parte, la BNV argumenta que los costos para realizar transacciones no son elevados.
En Costa Rica el costo de transacción por bolsa es de un 0,06% para emisiones de $50 millones; en el mercado de deuda europeo, es de un 0,01% o un 0,02%, pero el monto mínimo por emisión es de $5 mil millones; desde esa perspectiva es difícil mantener que nuestro mercado es “caro”, dijo José Rafael Brenes, gerente de la BNV.
Ver comentarios