Enviar
Proyecto de $50 millones será financiado por BCIE
Capital tendrá su primera planta eólica
Obra se hará en San Ana y abastecerá unas 5.700 viviendas
Inicio de obras depende de que se resuelva apelación contra el proceso

Los vientos que cruzan la capital serán aprovechados en beneficio de los habitantes.
Su función será mover los 17 aerogeneradores, o molinos de viento, de la nueva Planta Eólica Valle Central, para producir energía eléctrica.
Esta será la primera planta que operará a base de viento que tendrá la capital. Hasta ahora solo en Guanacaste se produce energía eólica.
El parque eléctrico josefino producirá casi 16 megavatios, lo suficiente para abastecer 5.700 viviendas.
Los molinos serán instalados en Pabellón de Salitral de Santa Ana, un cerro que se ubica a 1.800 metros sobre el nivel del mar.
Es ahí precisamente donde revienta gran parte del viento que proviene del este y que cruza el Valle Central.
La obra le fue encomendada al Consorcio Eólico Valle Central JBM, por un costo de $50 millones.
Sin embargo, el inicio de las obras deberá esperar un poco debido a que el proceso de adjudicación fue apelado.
El parque eólico forma parte del plan de expansión de la estatal Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL).
Para su desarrollo esa entidad suscribió una alianza estratégica con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).
En esta sociedad el banco aporta el 60% del capital y además se compromete a financiar la totalidad de la obra.
A su vez la empresa eléctrica estatal aporta el 40% y el compromiso de adquirir el proyecto en un plazo de 12 años.
Como dato destacado, el proceso de contratación se regirá por las normas del BCIE y no por la Ley de Contratación Administrativa.
Esa fue una condición que puso el Banco para respaldar la obra, explicó Marvin Céspedes, director administrativo de la CNFL.
Los terrenos que se requerirán para instalar la nueva planta ya están disponibles, por lo que Céspedes estima que el inicio de obras se dará este año.
El plazo de construcción ofrecido por la empresa a la que se asignó la obra es de dos años. De no surgir contratiempos la planta empezará a operar en 2012.
Cada uno de los 17 aerogeneradores con que contará la planta eólica tendrá una capacidad de producción de 850 kilovatios.
Aparte de contribuir con el abastecimiento eléctrico para el país, el proyecto trae otros beneficios ambientales y económicos.
Por ejemplo, solo en emisiones de dióxido de carbono se ahorrarán 42.720 toneladas al año en relación a la producción eléctrica a base de combustibles.
Asimismo, la energía que se producirá será más barata y el pico de su producción será en verano, precisamente cuando baja el caudal de los ríos empleados para producir electricidad.
Sobre la apelación que se presentó al proceso, en el BCIE confirmaron que está en trámite. Fuentes cercanas estiman que se podría resolver este mismo mes.
La impugnación fue planteada por el Consorcio Eduinter-TSK de capital español, al refutar que el informe que resolvió la empresa no tenía el perfil técnico requerido.
Además la empresa inconforme cuestiona que la compañía a la que se adjudicó el concurso ofreció hacerlo por $14 millones más de lo que esta propuso.
El caso se encuentra en estudio de una comisión del BCIE.
Esta es la segunda ocasión en que se saca este proyecto a concurso. El proceso original fue lanzado en febrero de 2008 y atrajo ofertas en agosto, pero fue declarado desierto.
Actualmente Costa Rica tiene una carencia de 200 megavatios de energía que debido suplir con el alquiler de plantas eléctricas que operan a base de diésel o bunker.

Danny Canales
[email protected]
Ver comentarios