Enviar
Tecnología y turismo con más opción de captar recursos
Capital de riesgo, nueva apuesta para inversión
Estimular un mayor uso de esta herramienta es el objetivo

¿Cuánto dinero puede generar una buena idea? Los casos de proyectos innovadores convertidos en estrellas millonarias abundan. Hay empresas que cuando empezaron no significaban nada, pero con el paso del tiempo han llegado a ser sinónimo de éxito.
Intel Corporation, Amazon o Twitter son un ejemplo de cómo la invención puede generar muchas ganancias, renovar la tecnología informática, la forma de comunicarse y de comprar o vender.
Estas empresas, antes de lograr su actual posición, tuvieron que hacer uso del capital de riesgo, porque en las vías formales de financiación no encontraron respaldo.
El capital de riesgo es una actividad financiera que proporciona recursos a empresas noveles o a firmas en expansión, pero que carecen de garantía o tienen poco historial financiero.
Son apuestas riesgosas en las cuales el inversionista puede perder su dinero o generar réditos.
Facilitar el desarrollo de esta industria es el objetivo propuesto por el Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero.
“Hay diferentes áreas por impulsar, desde desarrollo de pequeñas empresas, apoyo de ideas o nuevas tecnologías”, enfatiza Alvaro García, presidente del Consejo.
El potencial de crecimiento del sector, enfatizan actores del mercado, es abundante.
En Costa Rica la industria ha tenido un bajo desarrollo. Solo en el ámbito privado, a través de fondos de capital de riesgo, ha existido inversión en compañías.
El instrumento abierto al público es aún más limitado. En este el individuo o la empresa acuden a la bolsa de valores y deciden poner sus recursos en una compañía que estiman con potencial.
La Bolsa Nacional de Valores posee el proyecto de Mercado Alternativo Para Acciones en el que busca llevar recursos frescos a empresas innovadoras.
Sin embargo, es en el sector privado donde más casos han sido formalizados.
El objetivo del Consejo es implementar, a corto plazo, un mecanismo que permita a los fondos de capital de riesgo realizar captación del público.
Las experiencias nacionales están centradas en el financiamiento de pequeñas y medianas empresas con capital denominado semilla por plazos que van de los tres a los cinco años.
Los sectores con mayor potencial son el desarrollo de nuevas tecnologías y el turismo estético.
Sin embargo, el abanico de oportunidades es ilimitado ya que si la idea es buena y tiene salida al mercado, es financiable.
Los requisitos son que la empresa tenga oportunidad de crecimiento, rentabilidad y una posición estratégica.
Costa Rica está aún muy lejos de lograr los volúmenes y montos transados en regiones como Estados Unidos o la Unión Europea.
Al ser de índole privada no hay datos de dinero movido ni de proyectos concluidos o en proceso.
Pero es sin lugar a dudas un mecanismo de capitalización, incremento en negocios y generación de rentabilidad interesante, estima Rashid Alice, gerente de Mercadeo y Negocios de Financiera Desyfin y experto en capital de riesgo.
Para que sea útil debe existir un sistema de reporte de información al inversor sobre la compañía para que la decisión tenga mayor fundamento.
También es necesario que haya reglas claras de protección a accionistas minoritarios, explica Sergio Wiernik, managing director de Capital Financial Advisors, un banco de inversión regional especializado en fusiones y adquisiciones.
El reto de este instrumento no es convertirse en un cheque en blanco, sino que sea una herramienta que acompañe a la empresa en su transformación.

Oscar Rodríguez
[email protected]
Ver comentarios