Caos en San José: un millón de viajes en bus diarios
Modernizar los servicios que ofrecen los buses actualmente es una urgencia que permitirá desahogar el colapsado tránsito en el país, explicó Leonardo Castro, especialista en transporte. Esteban Monge/La República
Enviar

Paradas mal ubicadas agravan el problema

Caos en San José: un millón de viajes en bus diarios

Integrar servicios con taxis y trenes sería una alternativa para desahogar la capital

Pasar de buses que transportan menos de 100 pasajeros a unidades con más capacidad e implementar carriles exclusivos son posibles alternativas para reducir el caos vial en San José y sus alrededores.
Un millón de viajes diarios en autobuses desata el colapso en la capital, las consecuencias son evidentes en el tiempo perdido en carretera y en el consumo de combustibles.
Durante más de dos décadas el país dejó de lado la modernización del transporte público y abandonó las ideas de intersectoriales, trenes y taxis integrados en beneficio de los usuarios.
El tiempo corre en contra y el país tiene mucho por hacer para mejorar sus sistemas de transporte, urgen mejoras en la infraestructura vial —es cierto—, pero también se requieren proyectos para modernizar los servicios de buses.
Implementar carriles exclusivos para que estas unidades de transporte puedan hacer sus recorridos más rápido es el primer paso.
Poco a poco la gente dejaría el carro y empezaría a trasladarse en autobús si se palpan mejoras en el servicio que ofrecen las empresas privadas.
Modernizar y sustituir parte de la flota de vehículos es otra de las medidas que ayudarían a posicionar el transporte en bus entre los usuarios.
Cambiar los buses pequeños de 80 pasajeros por algunos más grandes de 175 o más ayudaría a agilizar el viaje en este tipo de vehículos y les daría mayor competitividad, además desahogaría el caos en San José y sus alrededores, explicó Leonardo Castro, especialista en transporte público.
Integrar tecnología a buses modernos con mayor capacidad y con rutas exclusivas es el tercer paso de la propuesta.
Permitir que los usuarios paguen con tarjetas bancarias o prepago los pasajes de bus es una herramienta que ha dado buenos resultados en otros países como Brasil y Colombia.
Lo que se busca con la propuesta es garantizar seguridad a las personas, ya que no usarán efectivo, y generar retribuciones como viajes con descuentos o totalmente gratis por el uso de este sistema de pago electrónico.
Sin embargo, para que toda la estrategia funcione se necesitará una reubicación estratégica de las paradas de buses para mejorar el ingreso de estos vehículos a San José y evitar presas.
Lo que sucede actualmente es que los buses llegan a las paradas y deben evadir a los taxis que las obstruyen, lo mismo ocurre en las terminales de los trenes.
El caos es vial, el desorden en el transporte público y la falta de infraestructura desencadenan una ciudad más lenta y menos productiva.
Las presas y el consumo de combustible aumentan cada día, uno de los factores que influyen en esta causa son los 1.720 buses que recorren por día San José y sus alrededores.
Servicios informales de transporte como los piratas y las microbuses colectivos agravan el problema y se convierten en una barrera para crear políticas públicas.
Mejorar los servicios de autobuses es una responsabilidad que no se puede postergar más, siempre hemos tenido el apoyo de la viceministra de Transportes, Silvia Bolaños, pero necesitamos más apoyo de la Aresep para lograrlo, afirmó Maritza Castillo, presidenta de la Cámara Nacional de Transportistas.
El primer proyecto para reordenar los sistemas de transporte público nació hace 25 años y en aquella oportunidad se llamó Plan Maestro de Transporte.
Muchos de los objetivos que contemplaba este estudio debieron ponerse en marcha a “corto plazo” y hoy más de dos décadas después no se ha avanzado mucho. La carrera contra el reloj continúa.

201312240033210.n11.jpg

Manuel Avendaño
[email protected]
@MavendanoLR



Ver comentarios